Lo que faltaba – Vino Albino y el intendente Ponce lo declaró “Ciudadano Ilustre”

El pediatra homofóbico y misógino referente del PRO, cuestionado por organismos de Derechos Humanos, fue “distinguido” por la gestión de Enrique Ponce.

Abel Pascual Albino vino el viernes a la provincia a invitado por una fundación de la ciudad de San Luis. Presidió una actividad en una universidad privada y fue recibido por el intendente Enrique Ponce, quien lo declaró “Ciudadano Ilustre”

“¿Quién puede oponerse a alguien que trabaja por la niñez?”, enfatizó Ponce para luego otorgar la distinción al cuestionado visitante, “en nombre de todos los ciudadanos de San Luis”.

Lo que el intendente prefirió ignorar fue la polémica trayectoria del pediatra, abundante en posturas homofóbicas, reaccionarias y seriamente cuestionadas por organismos de DDHH, que serían motivo suficiente para no involucrar en la distinción a “todos los ciudadanos de San Luis”.

Albino educado en los ámbitos más conservadores del catolicismo, como el Opus Dei y el Verbo Encarnado, considera que “el consultorio médico es un confesionario”.

Otra de sus célebres frases, dichas en declaraciones periodísticas y plasmadas en su libro “Gobernar en poblar ¿paternidad responsable o fornicación asistida?” son:

- “El sexo produce adicción y los atrapa y los degrada. La masturbación es una verdadera tiranía. Todos debemos casarnos y tener hijos. Eso es orden natural. No podemos ir en contra de esas cosas”

- “Es bueno que (las personas) tengan un sexo responsable y después no tiren a un hijo en un baldío”.

- “El homosexual es una persona que tiene un problema”

- “El sexo oral y anal es contra la naturaleza”

- “La masturbación es una adicción y condiciona a la persona”.

- “En relación con las familias con niños víctimas de desnutrición hay una serie de conductas que inexorablemente deben ser combatidas”, asegura. Y enumera en una lista muy heterogénea: “Impudor, promiscuidad, pornografía, autoerotismo, incesto, sexo contra natura, violación, pedofilia, anticoncepción, aborto, infidelidad, concubinato”. Luego aclara, por las dudas, que las “uniones contra natura” son “el sexo oral o anal”. “En los sectores marginados, muy frecuentemente, el ejercicio de la sexualidad se desarrolla en modo promiscuo y animal”, asevera.