La provincia de La Pampa se suma San Luis y se baja del Pacto Fiscal

El gobernador peronista de La Pampa, Carlos Verna, decidió que su provincia no adherirá al Pacto Fiscal con la Casa Rosada y así se suma a la postura que asumió San Luis.

Según Verna, la Nación no cumple con lo acordado, entre otras cosas con el dinero para cubrir el déficit de las cajas previsionales que asciende a $431 millones.

“Carlos Verna seguirá los pasos de Alberto Rodríguez Saá en San Luis y no firmará el Pacto de Consenso Fiscal con la Nación”, destaca el sitio Urgente 24.

Desde la gobernación de La Pampa se quejan de que el Gobierno de Mauricio Macri no cumplió con un acuerdo de palabra que implicaba el envío de fondos para cubrir el déficit de las cajas previsionales que asciende a $431 millones. Con la decisión de bajarse del acuerdo, la provincia se perderá de recibir $575 millones pero no deberá resignar juicios ante la Corte ni rebajar la presión fiscal.

Según Ámbito Financiero, el mandatario oficializará la decisión este miércoles, en el marco de una reunión ampliada con funcionarios y con legisladores e intendentes tanto del oficialismo como de la oposición.

"El incumplimiento de varias de las promesas por parte del Gobierno nacional amerita que el tratamiento (de la adhesión) al menos sea pospuesto", había advertido Verna al inaugurar el período de sesiones ordinarias en el Parlamento el 1 de marzo.   

El diario La Arena recuerda que el 4 de marzo, el ministro de Hacienda de La Pampa, Ernesto Franco, se refirió puntualmente a una de las promesas incumplidas de Nación. Explicó que los ministros de Hacienda, Nicolás Dujovne, y de Interior, Rogelio Frigerio, se comprometieron “de palabra” ante Verna a cobrar el dinero para cubrir el déficit de las cajas previsionales.

“Si Nación nos paga los 431 millones de pesos para el déficit de las cajas provinciales, firmamos enseguida el Consenso Fiscal. Nosotros hicimos un juicio por el cobro de esos 431 millones de pesos (correspondientes al año 2016) y por otras deudas anteriores, y previo a la firma del Consenso Fiscal, en la misma Casa Rosada, dos ministros nacionales se comprometieron (de palabra) a que el gobierno central iba a cumplir con ese pago, lo que llevó a que Verna sumara su firma a la de otros 22 gobernadores en el denominado Pacto Fiscal”, explicó Franco a La Arena.