14Diciembre2017

Usted está aquí: Home San Luis Manuel Castillo: “La reforma laboral es de una gravedad constitucional nacional e internacional”

Manuel Castillo: “La reforma laboral es de una gravedad constitucional nacional e internacional”

El integrante del Sindicato de Docentes e Investigadores Universitarios advirtió sobre los riesgos legales de la reforma laboral que impulsa el gobierno de Macri.

Manuel Castillo, docente e investigador de la Universidad Nacional de San Luis, habló sobre el polémico proyecto que impulsa el gobierno nacional durante una entrevista en el programa “Solo un café”, que conduce el periodista Oscar Flores (Radio UNSL, 97.9).

“Estamos ante la presencia de un ataque al trabajo”, sintetizó el docente en el inicio de la nota. “Es difícil definirlo al proyecto en con pocas palabras. Son tantas las ideas, los sentimientos, las emociones y el sufrimiento que puede provocar la reforma laboral en el pueblo trabajador…”, sostuvo.

Para Castillo la reforma “es una ruptura del paradigma y los principios fundamentales del derecho laboral” que tiene “una gravedad institucional, política, tanto nacional como internacional, porque nosotros nos estamos metiendo con tratados internacionales que son parte de nuestro bloque de constitucionalidad”.

Explicó que la Argentina “pertenece a la Organización Internacional del Trabajo (OIT). Algunos convenios de la OIT no son obligatorios para nosotros en términos constitucionales, pero hay otros, como los que hablan de derechos relacionados con el trabajo y los derechos humanos, que están consagrados en la Constitución Nacional, que llevan implícito el principio de progresividad, que establece que todos los derechos humanos deben ampliarse no solamente en la cantidad, sino en su ámbito de aplicación”.

Ante la pregunta sobre cómo el neoliberalismo avanza, justamente, para achicar esos derechos, Castillo aclaró: “cuando se produce la firma del Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, como también Derechos Políticos y Civiles, había una gran puja entre las potencias y los países más pobres. Justamente el acuerdo salió por la presión de países que no tienen como proyecto el neoliberalismo”.

“Entonces, nos encontramos con que nuestro país ha firmado estos acuerdos ante Cortes Internacionales de Derechos Humanos. Eso es preocupante, porque más allá de las cuestiones políticas, si la reforma laboral termina aprobándose va a dejar la vía libre para la presentación de medidas cautelares, porque está claro que hay muchas herramientas para defender esos derechos”, añadió.

“Ojalá no suceda, pero si se aprueba hay posibilidades de planteos de inconstitucionalidad. Los legisladores no pueden ir en contra de la Constitución porque hay una supremacía constitucional, porque se dicta una ley en contra de principios constitucionales y de Pactos Interamericanos Económicos, Sociales y Culturales”, remarcó.