Barrio Eva Perón - En un allanamiento rescataron a un perro con indicios de maltrato

Tenía lastimaduras expuestas y se encontraba atado en el patio de una vivienda, según reveló Rodrigo Lionel Gallardo, secretario del Juzgado Correccional N° 2 de la ciudad de San Luis.

El procedimiento se hizo el domingo, en una casa del barrio Eva Perón, en cumplimiento de un oficio del Juzgado a cargo de Juan Manuel Montiveros Chada en una causa por maltrato animal.

En el allanamiento, los oficiales de Justicia rescataron a un perro, de raza pitbull, que se encontraba atado, con escasa movilidad y a la intemperie a pesar de las temperaturas extremas acontecidas en los últimos días.

Lionel Gallardo informó que el operativo se hizo a pedido de la Comisaría Seccional Nº 39, a raíz de la denuncia radicada por Elsa Palma sobre la existencia de un perro de raza pitbull en situación de maltrato. En consecuencia, se emitió la orden de allanamiento, de requisa del inmueble y constatación por parte de un veterinario de la policía.

La orden judicial era clara. Si se constataba la situación de abandono, maltrato o trato cruel se iba a proceder al secuestro del animal a los fines de ser entregado en calidad de depositario judicial, lo que efectivamente se hizo.

“El perro estaba en el patio de la vivienda, presentaba lastimaduras expuestas y se encontraba atado a un punto fijo, sometido a las altas temperaturas. Habiéndose constatado dicha situación y atento lo ordenado, quedó a cargo de la Sra. Elsa Palma que deberá elevar un informe sobre la situación del animal”, precisó,

“Desde que se inauguró el Juzgado a fines del año pasado, se han acercado muchas personas a denunciar hechos en relación a animales maltratados, muchas de las cuales han tenido resultados positivos y otras no. De comprobarse el delito, la ley prevé una pena de 10 días a un año de prisión. Si bien es un delito excarcelable, no implica que el autor no sea penado y que no tenga su sanción”, sostuvo.

El funcionario aclaró que las leyes también implican un “cambio de paradigma” en cuanto al a concepción “que uno tenía del animal como objeto, que si bien para la normativa sigue siendo un objeto, se tiende a humanizar aún más el trato hacia los animales, que no se generen daños o maltratos innecesarios”.

“En los últimos tiempos ha aumentado el número de denuncias porque la gente ha tomado conciencia y también por la presencia de asociaciones proteccionistas que realizan denuncias, porque la justicia no actúa preventivamente, si no como sancionador ante el hecho consumado””, añadió.

Si bien no es muy común la actuación judicial por denuncias de maltrato animal, días atrás la jueza Virginia Palacios procesó a un vecino de Juana Koslay, de apellido Vázquez, por el delito de maltrato animal.

Vázquez había sido denunciado por una asociación protectora de animales. En el patio de su vivienda hallaron un galgo sin vida, con signos de abandono y maltrato.