La Municipalidad que agrede a la mujer: “Se pusieron en machos y nos golpearon, cuando solo queríamos marchar”

Mujeres echadas del programa “Ellas Hacen” son, además, víctimas de agresiones por parte de funcionarios del intendente Enrique Ponce.

El martes, durante el segundo día de protesta, el grupo de mujeres echadas del plan nacional volvió a protestar en las puertas del edificio municipal. Otra vez fueron víctimas de agresiones por parte de funcionarios y miembros de la “patrulla municipal”, una especie de fuerza de choque devenida en “patota callejera” que “provocaban a las mujeres con insultos y gestos detrás de las puertas del edificio”, denunció el sitio lanoticiasl.com.

Ellas Hacen es un programa nacional que nació durante el kirchnerismo, implementado en San Luis en la primera gestión de Ponce, con al propósito de contener a través de un plan laboral a mujeres solas, madres solteras y víctimas de violencia de género.

A principio del corriente mes, la Municipalidad decidió dar de baja a un grupo de integrantes del plan bajo la excusa de “directivas del ministerio de Desarrollo Social de la Nación”, lo que provocó la consecuente reacción, ya que las mujeres despedidas aseguran que la Intendencia les retiene indebidamente el dinero envidado desde la Nación para cobrar.

La situación alcanzó momentos de fuerte tensión durante las movilizaciones que hicieron las mujeres, ya que funcionarios e integrantes de la “patrulla municipal” reprimieron con violencia las manifestaciones.

“Los $ 4600 que nos pagan no nos alcanza. La mayoría somos mujeres víctimas de violencia de género. Muchas tenemos que pagar alquiler, darles de comer a nuestros hijos. Los padres no nos ayudan. Lo que estamos haciendo es nada más que defendernos, exigir que nos entreguen el dinero que está depositado”, reclamó una de las manifestantes.

La mujer dijo que los funcionarios municipales mienten: “ellos dicen que nos llaman a dialogar, pero no es cierto. Nos quieren hacer entrar de a tres. Nosotras queremos que nos reciban a todas y que a todas nos arreglen la situación”.

“Nos dicen que para cobrar tenemos que renunciar al Plan de Inclusión. Pero todas sabemos que si lo hacemos, no solamente vamos a quedarnos sin poder mantener a nuestros hijos, sino con el riesgo de perderlo todo, porque nadie nos asegura que no nos saquen en algún momento de Ellas Hacen”, añadió.

“La primera noche que protestamos, hicimos un corte de calle. Nos agredieron golpeándonos con matafuegos y le pegaron a una compañera. Se pusieron en condición de machos para pegarnos. Uno de ellos -refiriéndose a un integrante de la patrulla municipal- tenía una picana”, reveló.

 

Foto: Lanoticiasl.com