19Noviembre2017

Usted está aquí: Home Villa Mercedes Fiscal insiste y pide juicio contra cinco policías por fraguar operativos anti droga

Fiscal insiste y pide juicio contra cinco policías por fraguar operativos anti droga

Para Cristián Rachid los policías fraguaron operativos y torturaron a personas que tenían drogas. Pidió que los lleven a juicio.

Se trata de cinco policías de la Brigada de Investigaciones de Villa Mercedes detenidos en agosto del año pasado, pero quedaron en libertad dos semanas después. Dos “arrepentidos” los implicaron y el fiscal los acusó de graves delitos: “falsedad ideológica, apremios ilegales y secuestro coactivo agravado, por el número de intervinientes y por la condición policial de los que lo cometieron”.

No obstante, dos semanas después el juez federal de San Luis, Raúl Fourcade, los liberó: “No hay ninguna prueba contra ellos, solamente la declaración de dos arrepentidos”, había asegurado el abogado defensor de los policías, Miguel Agúndez.

La semana pasada se conoció que Rachid insistió con las acusaciones y dio por por acreditados una serie de hechos en los que hubo al menos cuatro damnificados, según informó el área de Prensa del Poder Judicial.

El caso

En la mañana del miércoles 3 de agosto de 2016 policías federales de San Luis y San Juan hicieron un amplio procedimiento en Villa Mercedes, que incluyó la detención de los cinco policías y el allanamiento a la Brigada de Investigaciones.

Los policías detenidos fueron Pablo Colautti, Guillemo Lemos, Williams Díaz, Silvio Coria y Sergio Giandinotto.

El operativo no solamente sorprendió a los vecinos del Barrio 828, donde está la sede de la Brigada, sino también a los propios policías que, según lo reconoció el jefe de la Unidad Regional 2, comisario general Vicente Videla, no tenían conocimiento de la investigación.

La Federal secuestró documentación en la sede policial de Teniente Turrado y Sallorenzo, especialmente relacionada con un procedimiento que hizo personal de la Brigada de Investigaciones a fines de enero de 2015, en una vivienda del barrio Obras Sanitarias, donde secuestró 6 kilos de marihuana. Fruto de ese procedimiento fue demorado un joven de 27 años, identificado como Federico Giménez.

Giménez denunció después ante la Justicia Federal a los mismos policías que hicieron el allanamiento por presuntas “irregularidades” en el operativo.

El 28 de enero de 2015, en un procedimiento realizado por personal de la Brigada de Investigaciones de la Unidad Regional II, con la participación de la División Lucha Contra el Narcotráfico, en un domicilio del barrio Obras Sanitarias de Villa Mercedes, fueron incautados 6 kilos de marihuana, LSD y otros elementos

El allanamiento se realizó en el domicilio sito en Pasaje Carlos Gardel al 1400, del barrio Obras Sanitarias. Allí, los efectivos detuvieron a un joven de 27 años de edad, e incautaron sustancia vegetal compactada de características similares a la marihuana, recubiertas con cinta de empaque, fraccionada en Nueve (09) envoltorios rectangulares denominados en la jerga callejera como "panes".

Según la información que dio a conocer la misma Policía, los “panes” pesaban un total de 5,700 kilos. En el procedimiento, la policía también incautó 50 dosis de LSD-25 y teléfonos celulares.