14Diciembre2017

Usted está aquí: Home Villa Mercedes Académico cubano hizo un recorrido sobre la realidad económica internacional, de América Latina y Cuba

Académico cubano hizo un recorrido sobre la realidad económica internacional, de América Latina y Cuba

José Luis Rodríguez García abordó el tema en el cierre de la primera jornada del Encuentro Internacional “Pensando desde Nuestramérica: Crisis y Emancipación”.

 

El ex ministro de Economía y de Finanzas de Cuba es uno de los invitados del Encuentro que comenzó ayer lunes y se extenderá hasta el jueves (ver nota aparte). Al ´termino de las actividades de la primera jornada, Rodríguez García brindó una conferencia en la sede de la Escuela de Economía, Negocios y Transferencia Tecnológica sobre “Cuba, América Latina y la Economía Mundial”.

“Estuve en otras universidades de la Argentina, en Rosario, Buenos Aires y Córdoba, pero nunca en San Luis. Es un gran honor estar con ustedes y un placer compartir estos temas que considero muy interesantes”, dijo en el inicio de su disertación y tras las presentaciones a cargo del decano de la Facultad de Ciencias Económicas Jurídicas y Sociales, Héctor Flores, y del referente del “Centro de Pensamiento Crítico Pedro Paz”, Enrique Elorza,

Rodríguez García fue ministro durante 17 años y le tocó ejercer los cargos el período de los ’90, signado por la aguda crisis de Cuba.

Al abordar el tema de la conferencia explicó que los datos sobre lo que se espera de la economía mundial para los próximos años se basan en proyecciones de distintas fundaciones, foros e institutos de estudios estratégicos.

“Hay una serie de macrotendencias, tendencias probables, en las cuales existe un consenso sobre qué puede suceder. En primer lugar, estamos yendo a un mundo con multipolaridad, que parece ser un proceso irreversible. Los polos tradicionales de sistemas capitalistas mundiales, que tenían eje en Estados Unidos, la Unión Europea y Japón, ahora encuentran otros protagonistas en países como Brasil, Rusia, China o India. Principalmente China y la India, que están introduciendo movimientos distintos en la economía mundial”, comentó.

“En el año 2030 vamos a ser 8.500 millones los habitantes; el proceso migratorio será constante; las personas seguirán desplazándose de lugares donde la vida es muy precaria hacia donde se pueda vivir mejor; se necesitará 30 % más de agua, 40 % más de energía y 50 % más de alimento; todo, en un contexto de deterioro de medio ambiente”, precisó.

Ante ese panorama a futuro, aclaró que los países experimentan “una crisis en el sistema político tradicional” y que hay manifestaciones “que provocan cambios indeseables”. En ese ese rumbo -señaló- se inscribe la elección de personas como Donald Trump en la presidencia de Estados Unidos. “Fue el resultado del voto al hastío del sistema de elección tradicional norteamericano”.

En ese mismo marco, opinó que se está produciendo un incremento del nacionalismo y la derechización “como rechazo a sistemas tradicionales” y que esa situación conlleva el peligro de posiciones extremas: “hay gente que piensa que se está ante la coyuntura de los años ‘30 con el nazismo en Alemania, que fue un rechazo al fracaso del sistema político en ese país después de la derrota de la Guerra Mundial”.

En otra parte de su exposición, sostuvo el agotamiento del modelo capitalista se agrava por el fenómeno especulativo de las finanzas “que crea la misma crisis y explica la que estalló en 2007…Hay personas que ganan inmensidades de dinero solamente apostando en la bolsa, no tiene base y eso genera una dinámica que conduce a la crisis…basta que se genere una chispa para que se derrumbe ese sistema”.

América Latina

Al hacer una evaluación sobre la situación de América Latina destacó que si bien los índices de pobreza bajaron en el período 2008/2015, otros datos muestran que en el año 2016 hubo un incremento de la deuda externa, como también una desaceleración en la economía, las inversiones extranjeras y las exportaciones, que se van concentrando en los países más desarrollados.

“La deuda externa se ha disparado y esa falencia se resuelve con más endeudamiento. En algunos países del Caribe, como Dominica, Jamaica…las deudas son realmente impagables”, aclaró.

“En ese contexto estamos nosotros, Cuba, una pequeña Isla de 12 millones de habitantes con algunas particularidades, especialmente con lo que nos provocó el ‘período especial’ debido a la desaparición abrupta de la Unión Soviética, período en el que me tocó ser ministro, en 1993, con un panorama consensuado de ajuste que tuvo un costo enorme y consecuencias sociales muy graves ya que produjo un deterioro en la calidad de vida de la población”, contó.

“Ese ‘período especial’ duró hasta 1997 cuando comenzamos a comer normalmente”, recordó.

En esa misma época se agudizó la “guerra económica de Estados Unidos” con el llamado “bloqueo económico” y la intensificación de la persecución a las inversiones extranjeras en ese país.

“La tercera medida de esa guerra económica fue en el año 2004, con el llamado ‘Informe para la Asistencia de una Cuba Libre’, en realidad un eufemístico para otra persecución mediante multas a los bancos acusados de traficar con cubanos en operaciones comerciales”, señaló Rodríguez García.

En cuanto al panorama para los próximos años en Cuba, dijo que “no se espera más que un crecimiento del 0,5 % entre 2017 y 2018, y un 3 % entre 2017 y 2021!

 

“No cabe esperar la eliminación del bloqueo, al contrario, con Trump se espera el fortalecimiento de esa medida. Tampoco hay esperanza de un proceso de integración mayor de Cuba con América Latina”, añadió.