ADU advierte que el plan de lucha en las universidades se endurecerá ante la falta de respuestas

El secretario general de ADU San Luis, Ernesto Elorza, no ve un panorama alentador para los docentes universitarios y para la Educación Superior en general. La lucha será a largo plazo.

Este lunes, los docentes universitarios comenzaron con una medida de fuerza a nivel nacional, que consiste en 72 horas de paro, debido a la intransigencia del gobierno nacional en su imposición del techo de 15% de aumento salarial, en cuatro cuotas “cuando todas las proyecciones hablan de una inflación del 25 % al 27 %”.

El dirigente, junto con demás militantes del gremio, asistió ayer a un acto de la UNSL en Villa Mercedes portando un cartel: “Docente en huelga – Luchando estamos enseñando”.

“La situación es muy delicada, ya que el gobierno pretende imponer un techo salarial que significa una clara baja en los haberes. Esto pasa en medio de medidas que implican un fuerte recorte en el sector público en general, donde las universidades son también afectadas”, comentó.

“El gobierno central ya está aplicando un recorte de 3 mil millones de pesos en las universidades, según lo especifica en el presupuesto, que incidirá en las becas estudiantiles, en las obras de infraestructura y en los gastos de funcionamiento”, agregó.

Los docentes universitarios llevaron adelante la semana pasada un paro de 48 horas y este lunes continuaron con la medida de fuerza por 72 horas, además de asambleas y movilizaciones. “Hemos participado en la Marcha Federal que fue multitudinaria, donde el sector de la Educación dejó un claro mensaje de rechazo a las medidas de ajuste”.

Anticipó que, ante un panorama desalentador “desde ADU estamos discutiendo planes de lucha para la próxima semana, ya que luego de tres meses de negociación y cuatro reuniones, no hubo respuestas por parte del gobierno. Lamentablemente, la situación indica que puede peligrar la continuidad del calendario académico del corriente año”.

“Hay que tener en cuenta un dato que sirve para entender lo que está pasando: el salario docente para el cargo inicial está en 11 mil pesos en mano. Esto significa 7 mil pesos debajo de la línea de pobreza”, remarcó.