Los trabajadores de la alimenticia se manifestaron de manera unánime a favor del paro de este lunes 25 de junio. “Así se votó en las asambleas del viernes. Estamos en contra de las políticas del gobierno nacional y en alerta por la reforma laboral”, expresó Miguel Marcelo Benavente.

El delegado de los trabajadores de la empresa Arcor San Luis, donde trabajan más de 500 empleados, contó a San Luis Noticia que masivamente “resolvimos adherirnos al paro de este lunes y juntarnos a las 11 en el Correo para manifestarnos en contra de las políticas del gobierno nacional y especialmente en rechazo de la pretendida reforma laboral”.

La expresión de los trabajadores de Arcor es un punto de inflexión para todos los empleados dependientes de las fábricas del parque industrial de San Luis, ya que además de las posturas que manifestaron cada uno de los gremios (ver nota: 25 de junio – Fuerte adhesión al paro en San Luis. Algunos sectores convocan a una movilización) sienten en carne propia los efectos de la crisis, provocadas por las medidas de la administración central de Cambiemos.

Arcor San Luis está ubicada en el parque industrial norte de la ciudad capital, a poca distancia de la fábrica Mabe, una de las más afectadas por la apertura de importaciones y la drástica caída de las ventas, que llevó a sus dueños a suspender por un mes a todo el personal.

Similares situaciones viven no pocas plantas industriales de San Luis, Villa Mercedes y otras localidades de la provincia.

“Además de todo lo que viene pasando, nos preocupa el proyecto de reforma laboral que este gobierno ha metido en el Congreso. No hay que esperar a que lo empiecen a tratar para manifestarnos en contra, ya que significa retroceder más de cien años en los derechos de la clase obrera”, advirtió Benavente.

Los trabajadores denuncian que el proyecto de reforma laboral pretende, entre otros puntos:

– Elevar de 8 a 10 horas la jornada laboral

– Eliminar los ítems despido sin causa y aguinaldo en las indemnizaciones.

– Eliminar las horas extras por el llamado “banco de horas. Es decir que, si se trabaja 1 hora más se “devuelve” luego, siempre a criterio del empleador.

– El propio empleado deberá aportar de su salario al Fondo de Cese Laboral para pagar su propio despido.

– La empresa que terceriza no tendrá responsabilidad solidaria con la tercerizada en los casos de demandas laborales.

– Se crean nuevos conceptos de empleados no dependientes, autónomos o pasantes, precarizando el medioambiente y condiciones de trabajo en todos los sectores no alcanzados por convenios colectivos.

– Permitirá la modificación unilateral de las condiciones de trabajo por el empleador, sin negociación o acuerdo previo con el empleado.

– El empleador puede fraccionar las vacaciones y las horas de trabajo.

– Podrá reducir el salario real y eliminar las paritarias por sector.

Leave comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *.