El Tribunal consideró que fue partícipe necesaria del delito de abuso sexual. También investigarán a las maestras mendocinas que cambiaron su declaración en el juicio oral.

La Cámara de Apelaciones en lo Penal, Correccional y Contravencional N° 2 de la ciudad de San Luis, encontró culpable a Carina Valeria Di Marco y la condenó  a la pena de 18 años de prisión, accesorias legales y costas, por considerarla partícipe necesaria del delito de abuso sexual, con acceso carnal, agravado por la situación de aprovechamiento de la convivencia preexistente  (Art. 119 primer párrafo -en relación al cuarto párrafo inciso “f”- y 45 del Código Penal) en perjuicio de su hija Florencia Di Marco, quien fue asesinada por su padrastro Lucas Gómez en marzo de 2017.

El Tribunal, formado por Hugo Guillermo Saá Petrino (presidente), Fernando Julio De Viana y Gustavo Adolfo Miranda Folch (vocales), ordenó enviar una copia del expediente judicial a Mendoza para que el juez penal competente, investigue a la  directora de la escuela Florentino Ameghino de Palmira –Mendoza- Sonia Mónica Poblete Baigorria y a la maestra María Teresa García Cobos por la posible comisión del delito de acción pública, ya que en el juicio oral cambiaron su declaración, negando haber tenido conocimiento de las vejaciones que sufría la víctima por parte de su padrastro, tal como lo habían declarado ante la fiscalía mendocina, inmediatamente ocurrido el hecho.

En el juicio habría quedado en evidencia que Florencia confesó a una maestra: “Hay veces que mi papá me toca”. El Tribunal quiere que se investigue si las docentes no siguieron el protocolo de rigor y que «minimizaron» las declaraciones de la alumna. “Hubo un pacto de silencio para conservar el trabajo”, consideró el fiscal.

Las palabras de la acusada

Durante su declaración en el inicio del juicio, Carina Di Marco negó conocer de los abusos que cometía su pareja hacia su hijastra y pidió que se «haga justicia». «Si hubiera notado algo, tendría a mi hija aquí y no en un cajón”, afirmó.

A su vez, la acusada aportó detalles de su relación con Gómez, junto a quien tuvo tres hijos. Lo conoció cuando ambos residían en la provincia de Mendoza. Lo describió como un hombre «agresivo», que bebía recurrentemente. «Los viernes tomaba y rompía las cosas», contó.

El Femicidio

La niña fue abusada sexualmente y estrangulada por su padrastro el 22 de marzo de 2017 en que su pareja y madre de la menor, Carina Di Marco, se encontraba dando a luz a su tercer hijo de parte de Gómez.

El padrastro denunció la desaparición de Florencia -a quien estaba cuidando por la ausencia de su madre- y declaró a la Policía que no había encontrado a la niña cuando la fue a buscar al colegio.

Inmediatamente comenzó la búsqueda del cuerpo. Se halló el cuerpo de la menor semidesnuda y bajo un puente. Gómez fue detenido pero se quitó la vida al poco tiempo de ser detenido.

Fuente: Prensa Poder Judicial – Filonews.com

Leave comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *.