A una trabajadora del Municipio de Nogolí la habrían echado por “adolfista”. En la Intendencia de San Luis, despidieron a un delegado de ATE por actividad gremial.

A esos despidos se suman dos más: empleados del Concejo Deliberante de San Luis por militar en el kirchnerismo.

Así lo denunció el secretario general de ATE Villa Mercedes, José Quiroga: “lamentablemente nos encontramos con estas novedades en contra de trabajadores víctimas de persecuciones por cuestiones gremiales y políticas”, sostuvo.

“En uno de los casos se trata de una empleada de muchos años (Lorena Amieva, trabajadora de más de ocho años en la dependencia), de planta permanente incluso, del Municipio de Nogolí, víctima de la interna entre Alberto y Adolfo Rodríguez Saá. Aparentemente, la intendenta, una de las más allegadas al gobernador, despidió a una trabajadora porque estaba alineada con el senador nacional”.

“O sea, una interna del Partido Justicialista que la dirimen echando a trabajadores. Es algo totalmente repudiable”, expresó el dirigente.

La intendenta de Nogolí, Claudia Pinelli, denunciada e investigada por delitos electorales (habría entregado votos “marcados” a vecinos de la localidad en las últimas elecciones), es una de las mandatarias más favorecidas por los planes del gobierno, a través de proyectos de obras de viviendas, agua y cloacas.

En el caso de la intendencia de la ciudad de San Luis, ATE denunció que el delegado de esa organización, Pablo Patiño, fue despedido por orden del intendente Enrique Ponce. “Es una represalia por la manifestación que hicimos en la Municipalidad el 31 de octubre del año pasado por el despido de trabajadoras del estacionamiento medido”.

En aquella manifestación, los trabajadores y periodistas que cubrían la protesta, fueron violentamente desalojados del hall de acceso público de la Municipalidad y víctimas de empujones y golpes por parte de integrantes de la “Guardia Urbana”, una especia de “protección” parapolicial del intendente Ponce.

“Después de los incidentes, las partes acordamos un camino de diálogo. El compromiso del intendente fue no tomar represalias. Pero todo fue un engaño, ya que despidieron al delegado de la organización, Pablo Patiño”, reveló Quiroga.

“A esto se suman dos despidos en el Concejo Deliberante de San Luis, que son dos militantes kirchneristas. La verdad es que estamos ante situaciones de persecuciones, maltratos y acosos en los ámbitos laborales del Estado por cuestiones ideológicas, algo que no podemos permitir”, señaló.

ATE informó que permanece en estado de alerta y convocará a movilización para los próximos días. “Ya vamos a informar sobre las asambleas que haremos en distintos sectores con el fin de decidir as medidas a tomar”, adelantó.

Leave comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *.