El jefe del Servicio de Oftalmología del Hospital de Villa Mercedes, Gustavo Plaza, advirtió sobre el incremento de afecciones “a raíz de la tecnología”.

“En la actualidad detectamos más problemas a raíz de la tecnología, dado el uso habitual de computadoras, tabletas y teléfonos, por lo que se requieren de más seguimientos. Es muy positivo que, por ley, la libreta de salud incluya exámenes visuales desde su primer año de edad hasta el quinto”, explicó.

En ese sentido, el profesional destacó lo importante que son los controles en la escuela y a temprana edad.

“Lo más óptimo para mantener una buena visión es realizar controles periódicos desde muy temprana edad, a los efectos de prevenir inconvenientes de distintas características”, precisó el doctor Plaza en declaraciones publicadas por la Agencia de Prensa del Gobierno de San Luis.

Con respecto a los adultos, el oftalmólogo recomendó que “entre los 35 a 40 años deben hacerse un examen periódico, lo ideal es que sea anual, mientras que al cumplir los 50 debería ser semestral y, al llegar a los 60, se sugiere que sea cada 3 o 4 meses. Sucede que a partir de los 40 padecemos presbicia, por lo que se hace necesario utilizar lentes para lectura, en tanto que a partir de los 60 o 65 años es común una patología que se conoce como cataratas, lo que requiere una cirugía y la colocación de un lente intraocular. Además, si el paciente padece diabetes, hipertensión u otra situación de salud, también se debe realizar los controles pertinentes para prevenir otros contratiempos y lograr una mejor calidad de vida”.

 

Leave comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *.