Es difícil saber qué pensará y, consecuentemente, qué decisión tomará mañana el intendente de San Luis. Ahora hizo una “rebaja” en su pedido de aumento del boleto de colectivo.

Luego de pedir e insistir ante el Concejo Deliberante (al que convocó a sesiones extraordinarias) que le autorizaran un incremento del más del 60 % del boleto, para llevarlo a $ 25 y, a mediados de año, otro incremento con el fin de subirlo a $ 30, el intendente de la ciudad de San Luis salió con otros de sus ya conocidos “cambios” de decisiones.

“Hemos pedido a nuestros concejales que el costo del boleto no supere el de Villa Mercedes”, sostuvo durante un desayuno de trabajo con periodistas, en alusión al costo que rige en la ciudad de la Calle Angosta: $ 20,15, la tarifa común.

El Concejo, ante el pedido del intendente, debió reunirse en extraordinaria y pasar a un cuarto intermedio. El jueves volverá a sesionar para resolver. Pero seguramente tendrán las dudas lógicas que surgen de los repentinos cambios de postura del jefe comunal. A estas alturas de las circunstancias, la posibilidad de saber qué medida tomará mañana es toda una incertidumbre.

Lo que no dijo Ponce es que, si bien la tarifa común del transporte urbano en Villa Mercedes es de $ 20.15, desde enero rige el Boleto Social Familiar, de $ 12.80, destinado a un amplio sector de la sociedad: amas de casa, integrantes de planes sociales, desempleados y titulares de motos.

Tampoco explicó el intendente de dónde obtendrá los fondos para financiar el transporte, ya que había dicho que, si no aumentaban el boleto a $ 25 el servicio era insostenible ¿Consiguió fondos de la Nación? ¿Bajo qué concepto?

En sus declaraciones dejó más dudas, ya que anticipa que están “encaminadas las gestiones de un financiamiento adicional” al tiempo que se comprometió a hacer “un esfuerzo significativo de nuestros recursos públicos del tesoro municipal” para no castigar “al bolsillo del trabajador y la familia puntana…”.

Si no quería castigar al “bolsillo del trabajador y la familia puntana” ¿Por qué exigió en un principio un boleto de $ 25? ¿Antes no estaba dispuesto a hacer un “esfuerzo significativo de nuestros recursos públicos del tesoro municipal”? ¿A qué se refiere con “financiamiento adicional”?

Más dudas se suman a los consabidos vaivenes de un intendente, conocido por sus cambios en las orientaciones políticas (hoy está en Poggi, a quien había criticado duramente) pero que ahora también involucran la gestión, y lo más preocupante, los fondos municipales.

 

Leave comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *.