Un clima de “desesperación” los abraza. Son miles de titulares de planes de compra de autos a quienes les aumentaron hasta el 600 % la cuota. Piden ayuda.

“Estamos desesperados necesitamos que nos apoyen para frenar esta locura”, sostuvo Miguel, uno de los ahorristas que coordina el grupo de “damnificados” de Villa Mercedes. “Queremos que nos apoyen en la presentación de un recurso de amparo”, agregó.

Con ese propósito, unos 50 de los casi 7 mil ahorristas que reclaman en la ciudad, fueron el martes a la sesión del Concejo para buscar apoyo: “Somos los estafados por las empresas y estamos desesperados, porque no solamente vamos a perder el bien que adquirimos o el dinero que hemos aportado, sino que quedaremos con una deuda impagable”, les expresaron a los legisladores.

En la sesión se acordó una reunión que tuvo lugar este miércoles, en la cual los concejales y funcionarios de la Municipalidad se comprometieron a brindarles asesoramiento legal por parte de Asesoría Letrada, con el propósito de lograr una medida cautelar.

“Calculamos que en Villa Mercedes hay más de 7 mil ahorristas en estas condiciones. Es decir, con cuotas que han aumentado entre el 300% y el 500% en los últimos meses ¿Qué sueldo aumentó de esta manera?”, se preguntó otro de los damnificados.

“El que tiene el auto corre el riesgo de perderlo y de ser víctima de demandas por parte de la empresa. Es decir, quedarse sin el vehículo, sin el capital aportado y con una deuda”, añadió.

“Es un sistema perverso. La mayoría, cuando acordamos el contrato, contábamos con un auto que valía 200 mil pesos, hoy supera los 500 mil. Y con la economía del país, esos mismos autos valdrán cerca de un millón a fin de año. No hay sueldo que pueda pagar la cuota”, contó.

“Es por eso que llegamos a pagar cuotas de 15 mil o 25 mil pesos”, advirtió.

Miguel remarcó que la situación “más que difícil es desesperante” porque “no se pude vivir con la angustia todos los días de no saber a cuánto vendrá la próxima cuota. La mayoría comenzamos pagando 2 mil o 2.500 pesos, y ahora tenemos cuotas de 15 mil o, en algunos casos, de 25 mil pesos”, comentó.

“Estos planes que ofrecen con una estafa. La gente tiene que saber que les prometen de todo, pero les hacen firmar contratos, que no entregan a los ahorristas, para después cobrarles locuras”, concluyó.

 

Leave comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *.