El flamante jefe del Estado habló ante la imponente multitud que se reunió frente a la Casa Rosada para celebrar su asunción.

El presidente de la nación, Alberto Fernández, cerró la noche de fiesta popular que se desarrolló en la Plaza de Mayo con motivo de la celebración por el recambio presidencial de este martes.

El flamante mandatario comenzó recordando a Néstor Kirchner. «Jamás pensé que mi vida iba a cambiar como cambió, que se me iban a abrir las puertas acompañándolo en la más maravillosa aventura, que es sacar del desastre a pueblo y ponerlo de píe»; recordó sobre las jornadas de 2003, cuando asumió como jefe de Gabinete.

«Ese día tuve una alegría adicional: ese día también me crucé con Cristina»; disparó y despertó la primera ovación de quienes lo escuchaban.

«Por la locura nuestra alguna vez nos distanciamos y nos reencontramos sabiendo que no había diferencias entre nosotros», continuó y remarcó que «con esa división ganaron los de siempre que ponen obstáculos, piedras, para que la Argentina no se desarrolle; los mismos que vuelven a endeudarnos».

Cuando las referencias hacían obvio que se refería al gobierno de Mauricio Macri, Alberto pidió no agresión. «No, no, todo eso ya pasó», dijo.

«En esta plaza está Cristina, estoy yo, estamos todos unidos para poner a la argentina de pie», continuó y marcó una diferencia clave respecto de su antecesor. «A la política del ´salvate vos´ vamos a imponerle la solidaridad», disparó.

Además, volvió a poner en un lugar de relevancia a quienes menos tienen. «Ellos serán los únicos privilegiados en la Argentina que hoy se inicia. Hacia ellos dirigiremos todas nuestras políticas. Vamos a hacer la mejor epopeya que podemos hacer como sociedad», aseveró.

«Vamos a unir nuestro esfuerzo para que no falte ni un plato de comida. Vamos a ponerle fin al hambre. Saber que un argentino pasa hambre debería avergonzarnos»; agregó.

«Tenemos que preocuparnos por los que están sin trabajo. Vamos a ocuparnos por vivir en una sociedad mejor», añadió también.

«Quiero que todos me ayuden a poner de pie un sistema que no nos avergüence, que deje de servir a los poderosos para perseguir a los opositores», señaló luego Alberto, y aprovechó para volver sobre uno de los temas más comentados de los últimos días en torno a su persona. «En la Argentina que se viene se terminaron los operadores judiciales, los operadores de la inteligencia y los linchamientos mediáticos que todos los días soportamos. Eso vamos a tener que hacerlo entre todos y ustedes me tienen que ayudar», arremetió.

«Yo sé que muy bien la política es contradicción de intereses. Sé muy bien con Cristina a quienes estamos representando: a los que padecen, a los que sufren, a los que se quedaron sin escuelas. A todos ellos representamos».

Por último, entre aplausos y gritos de los miles que lo escuchaban, finalizó: «Dijeron que no volvíamos más. ¡Esta noche volvimos y vamos a ser mejores!».

Fuente: Infonews.com

Leave comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *.