Alineado al macrismo, el intendente Enrique Ponce busca que la crisis la paguen los usuarios del transporte urbano. El colmo: busca desligar de la situación al gobierno de Cambiemos.

Era de esperarse. A fines del año pasado el gobierno de Cambiemos concretó lo que había anunciado, esto es, la quita de los subsidios nacionales al transporte de pasajeros, lo que consecuentemente iba a disparar más del 70 % el costo de los boletos.

Después de malogradas gestiones en Buenos Aires para intentar una solución entre sus “nuevos amigos” de Cambiemos, el intendente Enrique Ponce convocó al Concejo Deliberante a una sesión extraordinaria para este viernes 1° de febrero, con la intención de comenzar a aplicar el primer aumento en las tarifas del transporte de pasajeros de Transpuntano.

En un primer tarifazo, Ponce quiere que el Concejo autorice subir el boleto a $ 25,80 y, en un segundo aumento para mediados de año, a $ 29,70.

De un solo plumazo, la tarifa aumentaría más del 60 %. El pedido que hizo el intendente es de “suma urgencia”, lo que impone que el Concejo deba reunirse y tomar una decisión.

Pero no todo termina ahí. Mientras los miles de usuarios deberán afrontar el desmesurado incremento, el intendente Ponce, lejos de aludir a las causas que llevan a esta situación -que podría llevar al colapso del sistema-, es decir la quita de los subsidios por parte del gobierno de Macri, elige apuntar sus críticas al gobierno de la provincia.

Ponce, ex kirchnerista, ex albertista y ex adolfista, ahora alienado a Cambiemos, le exige al gobierno de San Luis los fondos que la Nación, por el mismo presupuesto que elaboró y forzó a su aprobación, dejó de enviarle.

Leave comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *.