Doloroso. Daniel Gonella, candidato del Partido Demócrata publicó en su Facebook comentarios hirientes sobre el último nieto recuperado de Abuelas de Plaza de Mayo.

Villa Mercedes es, lamentablemente, cuna de figuras políticas y de un alto porcentaje de la sociedad poco consciente del valor de los derechos humanos y lo que significó el terror de la dictadura cívico militar.

En algunos casos esas posturas quedan brutalmente al descubierto, como pasó con el candidato del Partido Demócrata, Daniel Gonella, quien publicó en Facebook una foto con el siguiente comentario: “Este señor es el nieto número 13 recuperado de la última dictadura, pero cuándo nació”, acompañando la frase con un emoticón.

Lo que Gonella publicó fue una foto del tío del nieto recuperado, junto con la presidenta de Abuelas, Estela de Carloto. En la imagen aparece entonces un hombre mayor y no el protagonista de la historia ¿Lo hizo a propósito? Posiblemente. Lo cierto es que su comentario dio pie para generar otros también mal intencionados mensajes, muchos más hirientes y dolorosos en contra una de las luchas más sentidas de la historia reciente de la Argentina.

El nieto recuperado es Javier Matías Darroux Mijalchuk quien reconstruyó su historia y constató que sus padres fueron desaparecidos durante la última dictadura militar en 1977. Hijo de Elena Mijalchuk y Juan Manuel Darroux, ambos desaparecidos en diciembre de 1977.

El origen biológico de Matías fue constatado a través de los datos que surgieron del trabajo conjunto realizado por la Conadi y el Banco Nacional de Datos Genéticos (BNDG).

Javier Matías desapareció cuando tenía cuatro meses y fue llevado en brazos por su mamá hasta el barrio de Núñez. Elena Mijalchuk había ido hasta allí a buscar a su marido -secuestrado unos días antes-, a partir de los datos que recibió en una carta, pero cuando llegó a Núñez (Pampa entre Lugones y Figueroa Alcorta) con Matías en brazos, nada más se supo de ella.

El bebé fue encontrado en la calle por una mujer y luego adoptado y este dato fue reivindicado por Abuelas, que celebró que Javier Matías no hubiera sido criado por represores.

Luego de 42 años, el encuentro entre el joven y las familias Mijalchuk y Darroux se logró a partir del trabajo realizado desde Abuelas y de la propia iniciativa del ahora nieto recuperado, quien en el 2006 se animó a dar el primer paso para conocer su verdadera identidad.

Leave comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *.