Laura Capobianco y Alberto Mariani, abogados de Paola Guzmán, quien denunció a su ex pareja, Ariel Balza, por golpes y maltratos, se lamentaron que la Justicia haya decidido suspender el juicio, que estaba previsto para principio de este mes.

“Esta causa se elevó a juicio oral hace dos años. Se había declarado fecha de inicio para los primeros días de diciembre, sorpresivamente la Cámara de Apelaciones lo suspendió ante un pedido de la defensa del imputado, que había solicitado la suspensión alegando que podría realizar tareas comunitarias a cambio de la condena”, explicó Mariani.

El abogado sostuvo que tal suspensión es “incorrecta” porque se Balza está imputado por lesiones graves calificadas “que contempla hasta 10 años de condena máxima”, en tanto “los tipos de delitos que se pueden suspender son los que establecen condenas menores a 3 años de prisión”.

“Creemos que la cámara va a rechazar el pedido y va a volver a llamar a juicio, lo que lamentamos es la injusta e indebida demora. Una vez más, la justicia villamercedina vuelve a burlarse de las víctimas”, advirtió.

Laura Capobianco aclaró que a Balza le otorgaron suspensión de juicio a prueba en otro expediente: “fue una causa por por lesiones culposas, y no no tiene nada que ver con el caso de violencia contra su ex pareja Paola Guzmán”.

“No obstante, el defensor de Cámara pidió que se acumulen ambos procesos, es algo que la se merituará si corresponde”, explicó.

La abogada insistió en la acusación que hizo el fiscal Maximiliano Bazla en mayo de 2015, por golpes y maltratos contra Balza. “En esa acusación el fiscal solicitó 5 años de prisión, por eso entendemos que no corresponde el pedido que ahora hace la defensa de Balza”, remarcó.

Paola Guzman contó a San Luis Noticia que su ex pareja la maltrató durante años y que, luego de intentos frustrados de terminar con la relación y llevar el caso a la Justicia, finalmente se decidió a denunciarlo a principio de 2014 (ver nota: http://sanluisnoticia.com.ar/web/sufrio-anos-de-maltrato-y-golpes-ahora-busca-justicia-y-lucha-contra-el-machismo-y-el-poder/)

“No creo que la cámara resuelva para este año la apertura del juicio, será para el año que viene. Por eso, insistimos en la actitud indolente de la Justicia de Villa Mercedes que no tiene en cuenta las víctimas, en este caso una mujer afectada por violencia se las considera un número y no una persona que ha esperado justicia después años, para lograr una justa reparación para ella y sus hijos”, comentó Mariani.

“Es una burla la suspensión del juicio a sabiendas que el pedio de la defensa va a ser desechado, ya que debería haber sido desechado de pleno, y no suspender un juicio con todo lo que eso implica”, agregó.

“No podemos saber si hay algo más que indolencia”, respondió en cuanto a las sospechas de supuestas influencias políticas que frenan la causa. “Nosotros en dos ocasiones habíamos pedido la detención del acusado porque considerábamos que era una persona peligrosa. Y teníamos razón, porque volvió a delinquir. Después, una vez que se logró la acusación del fiscal, tuvimos que pedir que se despertara el juicio, cuando el impulso de estos procesos depende de los fiscales”.

“No sé si hay algo más, no sé si esta persona está protegida por el sistema judicial. Sí sabemos que hay una gran desidia, que como víctimas no existimos, y que no se cumple con los principios de accesibilidad de Justicia y la necesidad de proteger a las víctimas”, añadió.

 

Leave comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *.