Todo parece indicar que el movimiento obrero de Villa Mercedes podría encaminarse hacia su definitiva normalización, a partir de un principio de acuerdo entre las partes ante el Juzgado Correccional y Contravencional.

Después de casi dos semanas de tensos conflictos tras la toma de la sede de la CGT Villa Mercedes, la firma de un acta que rubricaron las partes, por un lado, la comisión de la Central y, por el otro, el Frente Sindical, ante el Juzgado podría sellar el inicio de un camino de entendimientos.

En principio, la sede queda en manos de la Justicia, ya que el punto 1 del acta establece que las partes “entregan voluntariamente las llaves de la CGT Regional Villa Mercedes, en su poder hasta el día de la fecha, previa constatación por parte de este Juzgado Correccional y Contravencional, mediante oficial de justicia en turno, de los elementos muebles y pertenecientes que se encuentran en la misma, hasta tanto el señor juez decida el destino final de la misma”.

Como segundo punto, las partes se comprometen a la “pronta y definitiva normalización de la Regional Villa Mercedes de la CGT, documento que será elaborado y suscripto por la totalidad de los gremios y sindicatos de ambas vertientes, a efectos de convalidad la voluntad policía expresada en este acto de conciliación llevado adelante”.

Leave comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *.