La secretaria general de la CTA de los Trabajadores, María Inés Quatropani, celebró el aumento anunciado por el gobernador, aunque insistió con un histórico reclamo del gremio: “Es una pena que no tengamos paritarias”.

El gobernador Alberto Rodríguez Saá anunció el martes la aplicación de la esperada y reclamada “cláusula gatillo”, cumpliendo así con el compromiso que había asumido en marzo pasado, cuando otorgó el incremento del 21 % en los salarios de los trabajadores públicos provinciales y prometió que los haberes iban a “acompañar la inflación”.

Con una inflación que va a superar el 45 %, el incremento de principio de año quedó evidentemente rezagado. Por eso, el marte anunció otro aumento de 21 %, complementando un total de 42 %, a pagar en los haberes de diciembre.

“El anuncio es bueno ya que se trata de la aplicación de la cláusula gatillo. Nos parece que es un aumento razonable y lógico. Vendría a reemplazar al bono. A cobrar con los haberes de diciembre, nos parece razonable, agradecemos que nos hayan invitado al anuncio”, afirmó Quatronani.

“No obstante -añadió-, seguimos insistiendo que es una pena que no tengamos paritaria. Necesitamos un ámbito paritario donde consensuar cuestiones que nos competen a los trabajadores, aunque en este momento estemos la mayoría de la gente necesitada porque la crisis es inocultable. Este anuncio hace que el fin de año sea mejor”.

Además del incremento salarial, que impactará en el medio aguinaldo, Rodríguez Saá también anunció un bono navideño de $3.000 para el Plan Solidario y de $1.500 para las becas 22AG.

También anunció la construcción de viviendas en localidades de la provincia. En San Luis y Villa Mercedes.

Leave comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *.