Cuestionaron duramente la entrega de medicamentos en merenderos y casas particulares que hace el gobierno. “Es un acto de irresponsabilidad muy grave porque se juega con la salud de la población”.

Las críticas surgieron en medio del debate de un proyecto surgido de una inquietud del Centro de Propietarios de Farmacias, que había pedido informes sobre la reglamentación y los controles que hace la Municipalidad en cumplimiento de una ordenanza, la N° 271 del año 2009, que ratifica la prohibición de la venta de medicamentos en locales que no sean farmacias.

Pero el tema derivó en una serie de denuncias públicas que hicieron concejales del bloque Justicialista por la distribución de medicamentos que hacen funcionarios del gobierno de San Luis a los niños que concurren a merenderos.

“Está pasando en este momento y creo que es muy grave porque que cualquiera está dando medicamentos, incluso se hace en casas particulares. Esto es serio, porque el medicamento es algo que trata de curar y tiene que estar regulado por legislación nacional y provincial”, advirtió el concejal Roberto Schwartz.

“Cuando alguien le da un medicamento a una persona, le está dando drogas, y eso no lo puede hacer cualquiera, lo debe recetar un médico y entregarlo un farmacéutico”, indicó.

Laura Rodríguez también acusó al gobierno: “A veces en el afán electoral de querer llegar a un segmento de la población en lugar de beneficiarlo terminamos perjudicándolo, porque no cumplimos con los requerimientos…, es decir, la receta del médico y que el medicamento sea expedido en una farmacia o en un hospital”.

En ese sentido, la concejal pidió al municipio que “preste especial atención a los medicamentos que entrega el gobierno de manera gratuita en distintas instituciones o en casas particulares” y que se informe al Colegio de Farmacéuticos “porque es algo muy serio jugar con la salud de la población”.

 

Leave comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *.