Miguel Krassnoff y Pedro Espinoza fueron sentenciados a 5 años y un día por el secuestro de Galindo. La condena se suma a las de otras decenas de crímenes por los que suman 700 y 600 años de prisión, respectivamente.

Dos agentes pertenecientes a la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA), la policía secreta del dictador Augusto Pinochet en Chile, fueron finalmente condenados este lunes por la Corte de Santiago tras ser acusados por el secuestro y la desaparición de la joven militante de izquierda María Galindo Ramírez en julio de 1976.

Los reconocidos exmilitares, Miguel Krassnoff Martchenko y Pedro Espinoza Bravo fueron sentenciados a cinco años y un día de presidio por el secuestro calificado de la trabajadora de 26 años e integrante del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR).

Sus implicancias en el caso de la joven Galindo fue posible luego del testimonio de otro criminal de lesa humanidad, el suboficial Basclay Zapata Reyes, también miembro de la Agrupación Halcón, en la que operaban juntos.

Zapata declaró haber entablado una conversación en más de una ocasión con María Galindo, en el cuartel clandestino Terranova, más conocido hoy como Villa Grimaldi, hasta el momento en que dejó de verla sin saber sobre ella o su asesinato.

A su vez, señaló que el oficial a cargo del MIR para ese entonces era Krassnoff Martchenko, quién en compañía de Pedro Espinoza tenían altos cargos dentro de la DINA y eran los responsables de todas las acciones de suboficiales como Zapata.

María Galindo dejó dos hermanos, los que recibirán al menos 20 millones de pesos (30.300 dólares) de indemnización por parte del fisco, según órdenes del Tribunal. Hasta el día de hoy la joven permanece como detenida desaparecida.

Leave comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *.