La Cámara Penal 1 condenó a 15 años de prisión a Hugo García y a 13 años a Cristián Escudero. Los hechos fueron “dolorosos, intrusivos y abrumadores”, dijo la defensora de menores.

Este martes, el Tribunal escuchó los alegatos y luego dio a conocer su veredicto en la causa por “abuso sexual con acceso carnal doblemente calificado por la intervención de dos personal y empleo de arma”.

El hecho ocurrió el 19 de octubre del 2016 cerca de las 13:45, en el Barrio Eva Perón Nº 1, en la zona de las vías del ferrocarril, entre las calles Amaro Galán, Carlos Pellegrini, Centenario y Nelson, de Villa Mercedes. La víctima relató que fue interceptada por dos sujetos cuando se dirigía desde su casa a la escuela.

De acuerdo con la investigación, García y Escudero -detenidos días después- amenazaron a la menor para llevarla a un descampado, donde cometieron el abuso.

En la última audiencia, celebrada este martes, la Defensora de Menores Nº 2, Yesica Soledad Agüero expresó que la declaración de la víctima fue verosímil. Hizo referencia a los testimonios de la profesional de Cámara Gesell y también a la prueba médica de la pediatra. Manifestó que ambas constituyen una prueba fundamental.

Los hechos fueron “dolorosos, intrusivos y abrumadores”, dijo la defensora. También se refirió al testimonio de la madre de la damnificada, quien declaró que esto le dejó consecuencias en la salud y que se reflejan en ciertos comportamientos de su hija. Solicitó al tribunal que se le aplique la pena de 20 años de prisión.

Por otro lado, el representante del Ministerio Público Fiscal, Néstor Lucero, aludió a los elementos probatorios existentes en la causa; destacó las medidas que se tomaron en el momento de la identificación de los acusados por parte de la víctima y indicó que las pruebas coinciden con los imputados.

El fiscal hizo un análisis sociológico del caso, al expresar que los hechos sucedidos generan una cosificación de la víctima, a la que sus abusadores toman como objeto para el sometimiento.

Lucero alegó que los elementos probatorios se encontraban acreditados y que los testimonios fueron contundentes. Solicitó a Cámara la aplicación de 20 años de prisión a Rubén García como autor penalmente responsable y a Escudero Cristian como partícipe necesario, teniendo en cuenta como agravantes los antecedentes penales y el aprovechamiento del estado de vulnerabilidad.

Seguidamente, el Defensor de Cámara, Víctor Endeiza, consideró que el hecho no fue acreditado con el grado de certeza que se requiere y que existió una única fuente de prueba. Manifestó que el convencimiento de la víctima respecto a la identificación de los acusados no llega por la visión de su propia experiencia sino por lo sucedido alrededor en el transcurso de la investigación. Además, agregó que el testimonio de la madre se contradijo al relato de su hija. Solicitó la aplicación del principio de la duda y la absolución o de lo contrario una pena mínima.

Finalmente, el tribunal conformado por Virna Milena Eguinoa – Presidente-, Susana Bravo y Eduardo Sebastián Cadelago Filippi -Vocales-, dio lectura al veredicto, por el cual condenó a García a 15 años de prisión por “abuso sexual con acceso carnal doblemente calificado por la participación de dos personas y el empleo de arma”, y a Escudero a 13 años como partícipe necesario del delito.

Leave comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *.