A menos de tres meses de normalizada la UnViMe, el rector Rivarola produjo un alzamiento contra el Consejo Superior y asoma un conflicto de poderes, que seguramente deberá resolver la justicia federal.

El 26 de septiembre pasado, David Rivarola fue elegido como rector de la Universidad Nacional de Villa Mercedes, pero inmediatamente, debido a sus desmanejos, perdió el dominio del Consejo Superior, órgano máximo de gobierno de la universidad.

El organismo había desaprobado la nueva estructura de la universidad que creaba cargos y secretarias, ya que no se contaba con presupuesto para eso, además de encontrarse en una situación de emergencia económica.

De esta manera, se mantuvo la estructura aprobada por el mismo rector Rivarola, pero que técnicamente había sido realizada por el ex secretario Legal y Técnico de la Universidad Roberto Pagano, hoy en franco enfrentamiento con el rector.

Ahora se sabe que, a pesar de la oposición del Consejo, se aprobó por resolución la creación de tres coordinaciones, a cargo de personas ligadas al rector, sin ningún antecedente para los cargos, cuyas funciones se encuentran duplicadas con otras funciones a cargo de las distintas secretarias.

Una de las beneficiadas se encuentra designada con rango de directora, por lo que después de asimilar a los directores con los secretarios, pasó a cobrar una remuneración superior a los $130.000. Otra carece de título universitario, pero igualmente fue designada con el sueldo de un profesor titular con máxima antigüedad.

“Además, la universidad carece de presupuesto aprobado a la fecha, razón por la cual no se sabe cómo solventará semejantes gastos. Mientras, ya empezó con el ajuste en las horas extras, viáticos y capacitación a los no docentes, muchas veces de suma necesidad, lo que perjudica gravemente al personal” indicó una fuente de la UnViMe.

Dicha situación -agregó- “ha sido causa de un profundo malestar, agravado porque este año, se negó el bono de fin de año, como en periodos anteriores”.

Este miércoles 18 de diciembre los consejeros superiores “en número suficiente según los reglamentos, pidieron se convoque para una reunión urgente el próximo 27 de diciembre, para tratar todos estos temas, especialmente el alzamiento del rectorado contra las ordenanzas del Consejo Superior, que muchos docentes y no docentes achacan al modo autoritario y militar del rector, que parece no entender lo que es el cogobierno universitario”, reveló la fuente.

Dijo que, de persistir esta situación, “seguramente el tema terminará en la Secretaría de Políticas Universitarias del Ministerio de Educación o en el flamante Juzgado Federal, inaugurado este mismo 18 de diciembre en Villa Mercedes, lo que pronostica una alta conflictividad, que va a atentar con el normal funcionamiento de la casa de altos estudios, especialmente en el ámbito estudiantil, con el consiguiente daño a los alumnos y el desprestigio irreparable de la UnViMe”.

 

Leave comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *.