Un despido disparó la protesta de los enfermeros de Villa Mercedes que acusan al director del Sempro, Daniel José, por maltratos y persecución laboral. Este sábado a las 17 en plaza San Martín convocaron a un “bocinazo”.

Lo que movilizó a los trabajadores de la sanidad, no solamente enfermeros sino también médicos y demás especialistas del sistema, fue el despido el martes pasado de Gonzalo Miranda, uno de los tantos enfermeros que se desempeña en el sistema de Emergencia Médico Provincial SEMPRO de Villa Mercedes, cuyo director es el doctor Daniel José.

El 14 de abril pasado Gonzalo Miranda había hecho una exposición en la comisaría 24 de Villa Mercedes para dejar en conocimiento y antecedente que ese día había mantenido un entredicho con el coordinador de Sempro, Emiliano Avecilla, y el director, José, cuando les expuso que iba a usar para su cuidado y seguridad un equipo de protección personal, mameluco y mascara, ya que debía mantener contacto con personas con posible COVID-19, porque debía trasladar a pacientes sospechosos de tener el virus, desde el puesto de Vizcacheras (límite con Córdoba) hasta Villa Mercedes.

En la exposición policial, Miranda relata que los responsables de Sempro se enojaron por el pedido que les hizo y que el director José le refirió a Avecilla textualmente: “revelámelo y sácalo, te vas”. Acto seguido, el enfermero se retiró del lugar de trabajo cuando llegó su relevo.

El 7 de mayo pasado, con la firma de más de una veintena de enfermeros que se desempeñan en distintos centros de salud de Villa mercedes, fue elevada una nota dirigida al gobernador de San Luis, Alberto Rodríguez Saá, para que conozca la situación de hostigamiento, persecución y abuso de autoridad que viven los trabajadores de la sanidad en manos del director del Sempro.

“Desde su inicio en el cargo, comenzó con maltrato verbal/emocional al personal médico, enfermeros y choferes, omitiendo nuestros reclamos y justificando su accionar de manera autoritaria y soberbia, echando al personal de su lugar de trabajo, hostigando con cambios de bases constantes”, advierten.

“La manipulación en el personal es tanta que se realizan funciones no contempladas, como telefonistas, administrativos a su provecho personal en la cual no puede ejercer cada uno su profesión, como así también el manejo deplorable de insumos/materiales que son básicos y necesarios para nuestro desempeño”, señalan.

Los profesionales solicitan al gobernador que interceda para que “estos lamentables sucesos se solucionen por la vía correcta”, para lo cual le piden que tenga en cuenta “el justo malestar y preocupación” que sienten y que “se tomen las correspondientes medidas al respecto”.

Despido y Bocinazo

El martes, el SEMPRO informó que fue “desafectado” el agente enfermero Walter Gonzalo Miranda por “reiterados incumplimientos de las obligaciones a su cargo en este sistema”, lo que -agrega el comunicado- en el marco de la pandemia que afecta a la salud a nivel mundial, “entendemos que es un riesgo que como estado no debemos permitir por el bien común”.

Añade que el comunicado que el apego de protocolos y medidas de prevención “son la clave para el cuidado de nuestra comunidad en s conjunto, por lo que su cumplimiento redunda en riesgo para la salud de la población”.

Tras el despido, y con los antecedentes de la exposición policial y la nota al gobernador sin respuesta, los enfermeros y profesionales nucleados en la APTS (Asociación de Profesionales y Técnicos de la Salud) convocaron a una protesta con la modalidad de “bocinazo”, y bajo la consiga “Vos necesitas del Sempro antes una urgencia, hoy el personal del Sempro te necesita a vos”.

“Son despedidos, perseguidos y maltratados, por eso convocamos al bocinazo el sábado 30 de mayo a las 17 en plaza San Martín”, agrega el comunicado.

“Seguimos con precarización laboral y abusos de autoridad”

Carlos Bellettini, de la APTS, sostuvo que se sigue aplicando un artículo de la Carrera Sanitaria “por el cual nunca te despiden, sino que no te renuevan el contrato”. De esta manera “puede pasar como le ocurrió al enfermero Gonzalo Miranda que luego de 7 años renovando el contrato cada 3 meses, ahora no se lo renuevan”.

“Pero al margen de esa situación, a este trabajador lamentablemente lo echaron porque simplemente pidió protección ante un traslado de personas con posible coronavirus y dejó una exposición policía cuando se la negaron. Es decir, sufrió acoso laboral y persecución por parte del director del Sempro, esa es la única causa de su despido. No por nada, la gran mayoría de los enfermeros salió después a quejarse en una nota que le enviaron al gobernador, que lamentablemente tal vez nunca le llegó”.

“El despido es injusto, como también las persecuciones, los hostigamientos y los maltratos. Por eso es la protesta que se ha convocado. Gonzalo Miranda fue echado sin causa, con tres hijos y dos con discapacidad. No era para que lo dejen en la calle. Lo que pedimos a la población es que apoye este reclamo porque se trata de la gente que siempre está apoyando a los pacientes y a la comunidad en general cuando los necesita”, añadió.

Dijo que, ante la situación del trabajador despedido “lamentablemente no hubo ninguna respuesta a las gestiones que intentamos hacer para ver si se logra revertir esta decisión, Ninguna respuesta obtuvimos de parte de Recursos Humanos. Y desde el ministerio no nos han contestado ningún pedido de audiencia”.

 

Leave comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *.