La Municipalidad se propone definir la emergencia, que vence el 31 de junio, y convocar a las autoridades electas para consensuar una salida a la difícil problemática del transporte urbano.

Desde enero, el transporte urbano de pasajeros en Villa Mercedes es un problema “latente”, que no entró en crisis debido a la decisión que tomó la Municipalidad de subsidiar, con 5 millones de pesos mensuales a la empresa Sol Bus, para evitar despidos y una suba desmedida del boleto.

Esas medidas de emergencia fueron aprobadas por el Concejo Deliberante por tres meses, prorrogadas en marzo por otros tres. Pero el nuevo plazo vencerá el lunes que viene, 1° de julio.

En la mañana de este martes, desde las 8.30 hasta cerca de las 10.40, funcionarios del área de Gobierno y de Transporte de la Municipalidad mantuvieron una reunión con concejales de todos los bloques para analizar la situación y elaborar una propuesta.

La idea es, por un lado, establecer la continuidad de la emergencia, ante la posibilidad de un colapso del servicio, ya que la empresa concesionaria amenaza con despidos y una suba del 100 % del boleto.

Por otro, ante los resultados de las elecciones, la propuesta sería armar una nueva comisión de emergencia integrada por concejales y autoridades municipales en ejercicio y, también, funcionarios electos, bajo la premisa de buscar una solución a una problemática que, evidentemente, trasciende la gestión del intendente Mario Raúl Merlo.

El concejal Oscar Montero, del bloque Justicialista explicó que la mayoría de los concejales aprobaría esta propuesta la próxima semana. La novedad será el llamado a las autoridades electas para consensuar un proyecto sobre el transporte urbano.

Aunque aún no se sabe qué postura tomarán Maximiliano frontera, quien asumirá el cargo de intendente en diciembre, como tampoco Verónica Bailone, vice intendenta electa, quien también asumirá como presidenta del Concejo Deliberante.

“Hemos estado reunidos con funcionarios de la Municipalidad debido a que se vence la emergencia y en función de que una nueva gestión se hará cargo en diciembre de la Municipalidad. El objetivo es buscar alguna propuesta para el sistema de transport urbano, acorde a las necesidades de la ciudad”, comentó Montero.

Este martes, en la sesión ordinaria, ingresó el proyecto del Departamento Ejecutivo para darle forma a esas propuestas discutidas con los concejales.

“La situación del transporte en la Argentina es de emergencia. En Villa Mercedes lo dictaminó una ordenanza en diciembre pasado, en función de la quita de subsidios por parte de la Nación y porque no se firmaron acuerdos con la provincia sobre qué le corresponde subsidiar a cada uno para el sostenimiento del transporte”, advirió.

Dijo que, ante la situación, que dejó a la Municipalidad de Villa Mercedes en el medio de una disputa, “la único que se hizo cargo fue la gestión de la Intendencia, con el aporte de un dinero mensual, fruto de un esfuerzo presupuestario, con el fin de tratar de reemplazar los subsidios que no llegan, que son 60 millones de pesos en el año, para sostener el servicio”.

“Por eso el servicio está en emergencia, la que vence en junio. Pero analizamos la situación bajo una coyuntura, que es la transición, ya que en diciembre asumen las nuevas autoridades y debemos saber cuál es la opinión de la próxima gestión para que, en conjunto, se tome una decisión a largo plazo”, añadió.

Leave comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *.