“Confiamos cuando nos dijeron que la inflación no iba a ser un problema…, pero ahora estamos envueltos en esta situación”, contó Paula Hurtado, representante de un grupo de tomadores de créditos UVA.

Hurtado asistió ayer a la sesión del Concejo Deliberante, durante la cual aprobaron una comunicación en apoyo a los reclamos de los tomadores de créditos UVA de Villa Mercedes (ver nota aparte).

“Somos alrededor de 500 en San Luis”, comentó Hurtado, en relación a la cantidad de gente de la provincia que, en su momento, adhirió al plan que lanzó el gobierno de Cambiemos para ofrecer créditos hipotecarios destinados a la construcción de viviendas.

“Hay realidades distintas. Hay gente que está muy mal y otra, tal vez como nosotros, que aún podemos afrontar las cuotas, pero si no se modifica la situación, si no se hace algo para frenar la inflación, si se siguen poniendo parches, todos vamos a terminar ahogados y, algún día, nos pueden rematar la casa y dejarnos en la calle”, reveló.

Aclaró que los que adhirieron a los créditos “somos personas que apostamos a tener nuestra vivienda, no hicimos un negocio. En realidad, creímos en lo que dijo el gobierno, cuando aseguraba que estos créditos no iban a ser un problema, que la inflación tampoco. Confiamos, pero eso no fue así, lamentablemente la inflación se disparó y nosotros estamos ahora envueltos en una situación desesperante, con una deuda que se acrecienta”.

“Lo que debemos aumenta, porque la deuda se ajusta mes a mes. Lo que pagás no alcanza para achicar esos montos. Más plata ponés y más debés”, graficó.

La mujer insistió en una afirmación: “Nosotros teníamos un objetivo lógico para arriesgarnos a hipotecar una fracción del sueldo, de la calidad de vida por cierta cantidad de tiempo. Un propósito concreto que era contar con una vivienda donde construir nuestros sueños, criar a nuestros hijos, forjar nuestra historia, nuestra identidad…”.

 

Leave comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *.