El rector organizador, David Rivarola, pidió renuncias a todo el gabinete de la UnViMe, pero los funcionarios “desconfían” de las intenciones y se niegan a presentarlas.

A 24 horas del pedido que hizo el rector de la Universidad Nacional de Villa Mercedes, ningún integrante del gabinete presentó la renuncia.

Fuente allegadas a la dirigencia de Avanzar Cambiemos San Luis, de la ciudad capital, indicaron a este medio que la situación genera una grave crisis de conducción en la universidad.

“Lo que está pasando es que los funcionarios de la UnViMe desconfían de las intenciones de Rivarola en este pedido de renuncias. Piensan que lo hace para sacarse de encima a algunos y acomodar a otros”, indicó la fuente.

“Por otro lado, quieren saber si estos pedidos de renuncias son decisiones que vienen de la cúpula del Frente Avanzar Cambiemos o es una decisión unilateral de Rivarola”, añadió.

Una gestión al borde del descontrol

La notoria crisis de conducción quedó al desnudo ante la “desobediencia” de los funcionarios universitarios a un pedido del rector.

En la mañana del martes, Rivarola transmitió su decisión en una reunión con parte de sus colaboradores. Directamente les pidió a todos que presentaran la renuncia para hacer un balance de la situación y tomar decisiones.

Pero ninguno de los funcionarios, la mayoría dirigentes y militantes de la UCR y de Avanzar, respondieron a esa exigencia.

Según confió la fuente que reveló la situación a este medio, no hubo una “puesta en común” entre las autoridades de la UnViMe ante la llamativa “desobediencia”. “Fueron decisiones individuales, no hay acá ninguna causa común”,

“Lo que está pasando es algo que todos han percibido de manera personal. Primero que esta decisión no surgió de las autoridades del Frente. Y si es así ¿de quién? ¿de Riccardo o de Poggi? Y, segundo, que la intención de Rivarola es desprenderse de gente que considera que no le conviene para sus propios intereses y poner en su lugar a algún acomodado”, señaló.

Se supo que tanto José Luis Riccardo como Claudio Poggi, los máximos referentes del Frente Avanzar Cambiemos por San Luis, estarían analizando la situación: “La UnViMe es un laboratorio político de Cambiemos y este tipo de decisiones no la puede tomar una sola persona”.

De hecho, el nombramiento de Rivarola, como de los integrantes del “gabinete” de la UnViMe surgió de un acuerdo político del mismo Frente.

No obstante, tanto Riccardo como Poggi, que analizan la problemática de la UnViMe como verdaderas desavenencias que resquebraja la alicaída cohesión en el Frente Avanzar Cambiemos, no tomarían una pronta decisión sobre este tema, ya que, por estas horas, sus preocupaciones están centradas en otros aspectos más urgentes.

El análisis y, consecuentemente, las decisiones a nivel cúpula frentista serían mucho más profundas, porque a ese panorama se sumarían otros conflictos no menos serios, como el que mantiene en un estado de alerta y malestar a los estudiantes de la universidad.

Se trata del manejo discrecional de los fondos, las becas y los viajes de estudios de la Secretaría de Bienestar Estudiantil.

“También nos llegan denuncias de alumnos por el favoritismo alevoso de la secretaría hacia una agrupación estudiantil en cuanto a la distribución de becas y fondos para viajes. Nos aseguran que se ha creado la agrupación Nuevo Espacio especialmente para eso. Incluso le dieron una fotocopiadora en Justo Daract para que la administre. Pero es otro tema que va a estallar en algún momento”, confió la fuente.

Leave comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *.