La decisión surgió del relevamiento de alrededor de 1.300 ejemplares centenarios que bordean el canal de la zona oeste y norte de Villa Mercedes.

Se trata de una de las intervenciones más importantes de los últimos tiempos en el arbolado urbano de Villa Mercedes. Y que afecta a la hermosa hilera de añosos y frondosos álamos que circundan el canal en más de 5 kilómetros de recorrido, por la zona oeste y norte de Villa Mercedes.

Los ejemplares fueron plantados en la década de 1920, cuando en la ciudad de construían los monumentales canales de riego que partían del dique Vulpiani, y que sirvieron duranta gran parte del siglo pasado para el desarrollo de las huertas y las quintas que rodeaban la ciudad.

Muchos de esos canales fueron tapados. Otros quedaron en desuso. Algunos pocos, como el de la Dársena, se conservaron -pese a las épocas de abandono y descuido- por su belleza y porque, también, se usaron como lugares de esparcimiento y recreación.

Incluso, en algunos tramos del canal de la Dársena, la Municipalidad construyó paseos y ahora avanza en el proyecto de una gran bicisenda con espacios para la recreación y el turismo.

Pero primero había que analizar en qué estado se encontraban los añosos ejemplares. Por eso, desde el área de Arbolado Urbano se emprendió la tarea. Y la conclusión, si bien esperada, fue un tanto preocupante: 53 árboles debían extraerse porque están decrépitos, y en más de 600 se necesita hacer podas correctivas porque tienen ramas secas.

“Se deben hacer estos trabajos porque los árboles en esos estados son un riesgo. Ante un viento o una tormenta pueden caerse y dañas viviendas, autos o algún transeúnte”, advirtió el ingeniero agrónomo Miguel Cortez, jefe del Departamento Arbolado Urbano de la Municipalidad.

El relevamiento -contó- se hizo con la ayuda del reconocido arborista, Carlos Anaya, asesor externo “a quien acudimos cuando tenemos grandes trabajos por llevar adelante”.

“Realizamos este estudio junto con los técnicos del área y evaluamos la totalidad de los árboles en el trayecto del canal, partiendo desde Sallorenzo y España, siguiendo el trayecto hasta llegar hasta Domínguez y Chile”, comentó.

– ¿Cuántos árboles se analizaron en total?

Se analizaron alrededor de 1300 árboles, en su mayoría álamos carolinos, plantados hace casi 100 años. Se plantaron en la década de 1920. Desde entonces, han tenido cierto mantenimiento periódico cuando se enferman.

Hacía mucho que no se realizaba un mantenimiento general, por eso decidimos evaluar árbol por árbol y determinamos sacar un cierto número de ellos que están totalmente secos, algunos con ramas quebradas, en un estado de salud irreversible a los cuales no podemos corregir y, por una cuestión de seguridad. hemos decidido sacarlos y reemplazarlos por nuevos de la misma especie

La vejez de los árboles es la única causa, o detectaron alguna otra que haya provocado el estado de decrepitud de los árboles-

Tiene que ver con la vejez, pero también con actos de vandalismo que han sufrido muchos ejemplares. Seguramente muchas personas han visto que algunos están quemados. Vecinos arrojan basura en el canal para luego prender fuego y así los han dejado en una situación comprometida, es por ello que hemos evaluado la posibilidad de sacar aquellos que sabemos que en caso de fuertes vientos o tormentas pueden caer en viviendas, autos o transeúntes

– ¿Cuántos árboles son los que van a extraer?

Son alrededor de 50 árboles que se van a extraer. Por todo ello iniciamos los trámites correspondientes derivando los informes al Concejo para que sea el organismo que apruebe los trabajos

– ¿Además de las extracciones también realizarán podas?

Se van a realizar podas de sanidad y de limpieza de los ejemplares, porque hay muchos de ellos que están en buen estado, pero con algunas de sus ramas secas o enfermas. Vamos a eliminar las ramas que pueden caerse y resultar peligrosas en casos de vientos o tormentas

– ¿En este caso en cuántos árboles se harán las podas?

Los árboles que se van a podar son la mitad de los que hay en el trayecto. En algunos de ellos son muy pocas las ramas que hay que sacar, es decir, no serán podas drásticas. En algunos ejemplares hay una sola rama chica para extraer, lo que no cambia la estructura de la arboleda.

– Teniendo en cuenta que el relevamiento se hizo en 1300 árboles, la poda abarcará a por lo menos 600, es decir, se hará uno de los trabajos más importantes en lo que hace al arbolado urbano.

Sí. Sin duda será uno de los más importantes porque está sectorizado en la dársena. No obstante, la Secretaría trabaja todos los días del año en la poda del arbolado en veredas, plazas y espacios verdes, haciendo intervenciones acordes a la época, las mayores podas se hacen en el invierno, y en el resto del año se realizan podas menores.

Estos trabajos de podas se hacen por pedidos de vecinos o de empresas, ya que las ramas obstruyen cables, nomencladores, luminarias o bien constituyen un peligro para las construcciones.

– ¿Cuándo comenzarán y cuál es el plazo para las extracciones y las podas de los árboles de la dársena?

El trabajo lo tendremos que empezar en el mes en curso y calculamos que lo terminaremos en agosto.

 

 

 

 

 

Leave comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *.