El secretario general del Frente Gremial, Darío Martinelli, anticipó que denunciará ante el Tribunal de Contralor y la Justicia a la CGT por presunta malversación de fondos y usurpación de título.

También las denuncias apuntarían a la Municipalidad, concretar y refrendar durante años contratos de alquiler viciados de ilegalidad. “Uno de irregularidades es que en las firmas de los contratos no figura ningún apoderado avalado por la conducción nacional de la CGT”, advirtió.

El secretario general del Sindicato de Panaderos y referente del Frente Gremial analizó la relacionada que obra en un expediente del municipio “donde vemos en el cuerpo un contrato de locación y recibos emitidos por parte de quienes dicen ser representantes de la CGT Villa Mercedes, un secretario general y un secretario de Finanzas”.

“Ante las dudas, hablamos con el secretario del Interior de la CGT nacional, que está a cargo del compañero Cejas ya que nos llamó la atención la situación de las dos propiedades de la de la CGT, que fueron entregadas a la confederación en el año 1955.”, comentó.

Una de las propiedades de la CGT está en Chacabuco y Balcarce, donde funcionó tradicionalmente obrera, y la otra en Chacabuco 44. Las dos casas están pegadas. Esta última ha sido alquilada durante muchos años al Municipio por parte de las distintas comisiones de la Confederación.

“Pero nos encontramos en la documentación con un contrato de locación y un decreto homologando ese acuerdo donde no existe poder alguno emitido por la CGT a nivel nacional, para efectuar y validar tal operación. Esto representa, para nosotros, una grave falencia y un posible delito que queremos que se investigue”, revelo.

Los negociados entre la Municipalidad y la CGT por uno de esos inmuebles representaron, en el término de dos años un monto total de medio millón de pesos, los que habría recibido un “representante” de la CGT, quien no tendría la atribución ni la legitimidad para hacerlo, según la opinión de Martinelli.

“La suma total de lo que habría recaudado la CGT en dos años se deduce de los montos de alquiler mensuales que le cobra a la Municipalidad, que van de $ 17.900 a $ 22.000”, añadió.

“Lo que estamos pidiendo las organizaciones, gran parte integrantes del Frente Sindical, que se aclare la situación, porque entendemos que habría delito de malversación de fondos y también de usurpación de título. Por eso vamos a hacer una presentación ante el Tribunal de Contralor y ante la Justicia, tanto provincial como Federal”, adelantó.

En cuanto a la responsabilidad de la Intendencia, el sindicalista advirtió: “Nos llama la atención que la Municipalidad haya alquilado este inmueble durante tanto tiempo sin exigir algún título o certificación de parte de quienes dicen ser los que representan la CGT en este momento”.

Además, pese al dinero que habrían recibido integrantes de la CGT “vemos cómo se han deteriorado deterioro de las dos casas, están venidas abajo. Es una verdadera lástima, más que nada por el valor sentimental que tienen para nuestras organizaciones”.

Leave comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *.