Celeste Ayelén Delgado y Brayan Ezequiel Páez mataron a Verónica Quiroga cuanto intentaron arrebatarle la mochila. Según la condena, la mujer podría cumplir prisión domiciliaria, en tanto el Juzgado de Menores decidirá la situación del joven.

La Cámara Penal Nº 2 declaró a Delgado y Páez coautores penalmente responsables de los delitos de hurto calificado, robo simple (dos hechos) y homicidio en ocasión de robo.

El 30 de septiembre del 2016, los dos iban en una moto cuando interceptaron a Verónica Quiroga que se conducía en bicicleta por la calle León Guillet. Le arrebataron en forma violenta un morral que llevaba cruzado al cuerpo, donde tenía dinero en efectivo, carnet de la obra social y demás documentos. Asimismo, el 6 de octubre del mismo año, aproximadamente a las 21:40 los ahora condenados protagonizaron otro robo en la calle San Juan antes de llegar a Bolivia, para finalmente cometer otro ilícito a las 22:15 en la calle Guayaquil al 500.

En el ataque Quiroga, en forma sorpresiva, Delgado agarró el morral que tenía puesto la víctima e intentó arrebatárselo, haciendo que ésta cayera de la bicicleta, golpeando fuertemente la cabeza contra el asfalto. Una pareja que pasaba por el lugar observó el hecho, motivo por el cual los acusados escaparon del lugar, siendo perseguidos unos metros por un ocasional testigo.

La caída de Quiroga, finalmente resultó mortal, y tras nueve días de agonía, falleció el 15 de octubre del 2016. La paciente, según el informe confeccionado por la médica forense, había ingresado al nosocomio local con un traumatismo endocraneal grave y un traumatismo cerrado de tórax.

Días después, en base a testimonios y a un seguimiento que hizo la Policía, detuvieron a Delgado y Páez. El contra la pareja de motochorros comenzó el noviembre del año pasado. La semana pasada, la Cámara Penal N° 2 dio su veredicto por el cual condenó a Delgado sufrir la pena de once años y seis meses de prisión, aunque ordenó “diferir el tratamiento de la prisión domiciliaria solicitada por la defensa para el momento de contar con los informes ordenados”. En tanto que la situación de Paez, “al haber sido menor de edad al momento de cometer los delitos, deberá ser resuelta por el Juzgado de Familia y Menores que correspondiere”.

 

Leave comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *.