Después de un fallo que les dio la razón, dos en contra volvieron a desaminar a los autoconvocados de planes de autoahorro de Villa Mercedes. “Hay jueces que han mostrado estar más cerca de las multinacionales que de los vecinos que reclamamos justicia”.

Cuando a mediados de febrero pasado el juez Guillermo Ignacio Esquerré Delaunay, a cargo del Juzgado Civil Nº1 de la Segunda Circunscripción Judicial, dispuso hacer lugar una demanda y ordenó a una empresa liquidar las cuotas mensuales de un plan de ahorro con un valor vigente al mes de abril del año 2018, los titulares de planes de Villa Mercedes respiraron aliviados.

Pero no fue así. El derrotero de las causas en la Justicia de Villa Mercedes los iba a poner nuevamente en punto muerto, ya que las juezas del Civil 3 (Cinthia Alcaraz) y Civil 2 (Roxana Perez) resolvieron en contra: “Según explicaron, fue porque no presentábamos las pruebas necesarias. La verdad, no entendemos, porque están todos los expedientes y las carpetas con las pruebas de que las empresas han cometido y están haciendo una verdadera estafa”, contó Graciela Oviedo.

La mujer, integrante del grupo de Autoconvocados de estafados de planes de autoahorro de Villa Mercedes, dijo que las juezas “no ven los reclamos que hacemos, para ellas nosotros somos un número o, a lo mejor, están más al lado de las multinacionales”.

“Es una vergüenza que San Luis sea la única provincia atrasada en el tema justicia ya que en otras ya han retrotraído las cuotas al año 2018 las cuotas. Acá no nos respetan nuestros derechos”, agregó.

El calvario

Los autoconvocados formaron un grupo bajo una causa común: se siente abiertamente estafados por las automotrices con quienes firmaron contratos para la compra de un auto mediante el pago de cuotas de 2 mil pesos en un inicio, las que actualmente alcanzan los 17 mil o 20 mil pesos en promedio.

“Claramente los incrementos que nos aplicaron son abusivos. Para una familia tipo es imposible hacer frente a esas cuotas. Por eso iniciamos la lucha, ya que en no pocos casos después de pagar un número importante de cuotas nos encontramos ante una situación sin retorno: o pagamos o nos quitan el auto y el dinero invertido, con el agregado de estar obligados a seguir abonando todos los meses el plan bajo la amenaza de embargo de sueldo”, reveló.

En Villa Mercedes, el grupo lo integran 90 personas. “En un principio éramos más de 120, pero muchos han abandonado la lucha porque es muy desgastante. Incluso afecta no solamente a la economía de la familia, sino a la salud”.

“En mi caso pertenecemos al Plan Chevrolet y empezamos en 2017 la primera cuota de aproximadamente 2 ml pesos. Era accesible. En la 7° cuota iniciaron los aumentos. En ese momento no se notaba mucho, pero en 2018 fue abismal. En el día de hoy estoy pagando 17 mil. Al principio, el auto costaba 263 mil pesos, hoy estoy pagando por un auto que vale 863 mil”, detalló.

Además, hay otros casos en los cuales los titulares directamente no pudieron hacer frente al pago de las cuotas: “las empresas los acosan con intimaciones de embargos de sueldo. Hay quienes pagan arriba de los 20 mil pesos de cuota, sobrepasando un sueldo. En una familia de 5 integrantes o comes o pagás la cuota. Hay quienes han tenido que dejar de pagar y les han quitado el auto o están a punto de quitárselo. El tema es que cuando rematan el vehículo lo hacen por un importe menor al que se lo cobran”.

Graciela reveló un dato más que curioso de su propio caso: “En mi correo recibo publicidades de mi auto a un valor de 600 mil pesos. Es decir que, en el mercado, está a ese costo. Pero sin embargo en mi boleta figura a un valor de 879 mil y, en base a esa cifra, me cobran las cuotas”.

“Nos hemos cansado de pedir explicaciones por esa diferencia, pero en la agencia, que es Doral Automotores, no saben respondernos. Primero nos decían que era por el dólar, pero cuando se estabilizó las cuotas seguían aumentando. Incluso el modelo del auto que sacamos se dejó de fabricar. O sea, te aumentan porque sí, sin ninguna razón”, añadió.

Leave comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *.