Una anciana de 77 años que vive en Luján quedó en la calle porque no pudo pagar el alquiler. La auxiliaron policías del Distrito 35° y, por medio de la Justicia, pudo regresar a la casa.

Le habían tirado sus pertenecías a la vereda y quedó sin un lugar donde vivir. En la calle y desamparada, la abuela fue hasta la comisaría, donde la atendieron y la contuvieron.

Los hechos ocurrieron en la mañana del sábado, cuando Rosalinda Argentina Gatica fue echada de la casa donde alquilaba porque no podía pagar. La anciana se presentó en la guardia de la dependencia policial para pedir ayuda.

Los uniformados le dieron la contención necesaria y la alimentaron. “No dejaba de llorar, estaba deprimida y con hambre”, indicó el personal actuante.

Los efectivos se constituyeron en la casa donde Gatica alquilaba. Allí fueron atendidos por sus dueños quienes manifestaron que ellos mismos sacaron las pertenencias de la anciana porque no había pagado el alquiler. Los policías trataron de dialogar con los propietarios del inquilinato para revertir la situación, quienes se negaron rotundamente a permitir que ella regrese. Sus pocas pertenencias estaban “tiradas” en la vereda.

Se le dio intervención a al juez Correccional y Contravencional, Marcelo Bustamante Marone, quien ordenó, mediante oficio judicial, que la anciana sea restituida al hogar que ella alquilaba.

Los policías cumplimentaron la medida judicial, y efectivos del Grupo COAR ayudaron a la anciana a ingresar sus pertenencias. Los efectivos, motivados por la solidaridad, realizaron una limpieza profunda del departamento. Rosalinda Argentina agradeció abrazando a uno por uno de los oficiales.

 

 

Leave comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *.