San Luis es la provincia con índice de pobreza más bajo y una de las pocas que disminuyó esos porcentajes. La ministra de Hacienda, Zabala Chacur, explicó cuáles fueron los factores.

El Indec dio a conocer el jueves pasado las cifras de la Encuesta Permanente de Hogares (EPH) según la cual el índice de pobreza se situó en 27,3 % en el primer semestre del año. El dato supuso un incremento de 1,6 puntos respecto del segundo semestre de 2017.
Esto indica que en la Argentina hay más de 11 millones de pobres, según la medición por ingreso, que se toma de la canasta de bienes básicos como umbral y quienes no acceden a comprarla se consideran pobres.
Santiago del Estero (44,7) y Corrientes (36,8) son las provincias con más pobreza. En el caso de la provincia gobernada por Gerardo Morales -uno de los cuatro gobernadores de Cambiemos- sus niveles de pobreza crecieron casi siete puntos. Jujuy pasó de 23,8 en el 1° semestre de 2017 a superar la barrera de 30% en el último informe del Indec.
Las tres provincias donde la pobreza disminuyó fueron: Río Negro, San Luis y Entre Ríos.
En San Luis la reducción fue considerable, ya que se retrajo del 26,3 al 17, 9, con una baja de más de 8 puntos, convirtiéndose en la provincia con menor índice de pobreza del territorio continental del país.
Para la ministra Chacur esto fue posible por varios factores: Primero, el aumento del salario real del sector público que se incrementó un 11 % en comparación con el de 2016, a diferencia de lo que ocurrió a nivel nacional, donde el poder adquisitivo cayó un 17,2 %.
“Hemos tratado de mantener y aumentar el poder adquisitivo de las personas que trabajan en el sector público. Lamentablemente, no podemos avanzar sobre el sector privado, si no los índices de pobreza hubieran sido más bajos”, señaló.
Aclaró que, de igual manera, el gobierno ayuda al sector privado “para que no se vean afectados, por ejemplo, con el Plan “Sueños Puntanos”, que reactiva la obra pública y genera puestos de trabajo; otra iniciativa es el Plan “San Luis Te Cuida”, en el que le entregamos créditos blandos a los comerciantes para reponer stock o arreglar sus maquinarias, y no cerrar sus persianas por la corrida cambiaria y la grave crisis económica nacional que deja a los comerciantes totalmente abatidos”.

Leave comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *.