La firma que se llevó hasta los saldos de los usuarios, cuyo gerente en Villa Mercedes es Pablo Parladorio (foto), le reclama a la Municipalidad un “monto inflado” por el porcentaje de las multas.

Mientras la gestión del intendente Maximiliano Frontera y los vecinos no salen de la indignación por el millonario negocio que hizo la firma de Bahía Blanca a costa de los bolsillos de los villamercedinos, las novedades no dejan de asombrar y alimentar la bronca. El miércoles, la empresa envió una carta documento a la Municipalidad exigiéndole casi 30 millones de pesos por el 25 % de las multas que, considera, le corresponde según el “beneficioso” contrato de concesión.

Eycon S.A. prestó el servicio de cobro de estacionamiento medido en Villa Mercedes, bajo la gerencia de Pablo Parladorio, durante cinco largos años. El 31 de marzo pasado, la nueva gestión municipal decidió no renovarle el contrato. La principal razón fue que resultaba inadmisible que una firma, más aún foránea, se llevara el 90 % de la recaudación, quedando solamente el 10 % para las arcas municipales; como también el 25 % de las multas que se generaran por no pagar el estacionamiento.

De acuerdo con los cálculos más medidos, la empresa hizo uno de los negocios más formidables que cualquier inversión privada pueda soñar: en pocos años se alzó con alrededor de 60 millones de pesos, solamente en concepto de recaudación, sin contar lo que cobraba por las multas.

Por si eso fuera poco, cuando dejó de prestar el servicio o, para decirlo sin eufemismos, al momento en que la gestión pudo sacársela de encima, la firma se llevó hasta los saldos a favor que tenían los usuarios, ya que el sistema era prepago y funcionaba mediante la carga previa de las tarjetas magnéticas, que luego se aplicaban en los parquímetros para el descuento automático del estacionamiento medido.

Teniendo en cuenta que en Villa Mercedes la firma tenía alrededor de 12 mil usuarios y que casi todos mantenían saldos a favor (en algunos casos de más de 300 pesos) la suma que se llevó ilegalmente es de un monto importante. Además, días después dio de baja a la aplicación por lo cual los mismos vecinos ya no pueden corroborar los dineros “ahorrados” en sus tarjetas.

“Contratar a la empresa de esa manera fue uno de las medidas más vergonzosas y desastrosas de los últimos años en la Municipalidad”, remarcó el concejal Pablo Muract, al justificar la aprobación de una comunicación que todos los integrantes del cuerpo legislativo le enviaron a la empresa para exigirle que devuelva el dinero que se llevó de todos los vecinos de Villa Mercedes.

“Además de todo lo que recaudó mediante un contrato por demás beneficioso, se quedó con esos saldos que les corresponden a los usuarios y deberían usarse para el nuevo sistema que la Municipalidad tiene proyectado implementar a partir de agosto”, anticipó, al tiempo que recordó una de las más reprochables actitudes de los responsables de la empresa: “entre los incumplimientos, no mantuvo la relación laboral con los trabajadores de Amuyen ¿saben lo que respondió en nuestra cara? Que no habían superado las condiciones laborales exigidas”.

Este jueves, durante el lanzamiento del nuevo sistema (Semov, ver nota aparte), el asesor legal de la Municipalidad, Mauro Sabatini, reveló que la Municipalidad, efectivamente, recibió una carta documento de parte de Eycon: “reclama un monto superior a los 29 millones al Municipio…Se ha contestado manifestando que hay un error radical, técnico y básico, porque que ellos hacen referencia a un número de infracciones labradas, cuando no labran infracciones sino actas. Y éstas se remiten al Tribunal de Faltas, que hace todo el procedimiento y determina si corresponde aplicar o no la infracción”.

Dijo el funcionario que la empresa, en la carta documento, hace unas estimaciones sobre la base de 206.764 infracciones “ahí ya estamos en un yerro importante porque son actas no infracciones”, y sostiene que se han liquidado 96.195 y restan 110.596 “entonces multiplican por el valor de la multa, que era de $ 1.083, sacan el 25 % que les da 29.942, que es el monto que reclaman”

“Las infracciones siempre son muchísimas menos. Nos ha pasado a nosotros, como usuarios, bajarnos del auto, ir al parquímetro y en ese interín nos labraron el acta y, cuando hacemos el descargo, esa acta queda nula; en otros casos son frentistas o personas con discapacidad; en otros han ocurrido problemas del sistema o errores en chapas patente. Hubo casos en los que, pese a que el parquímetro de la cuadra no funcionaba y uno quedaba eximido de pagar, igualmente hacían el acta…”, argumentó.

“Entonces, ese número de infracciones no es cierto, por lo cual en el conteste que hace el Municipio se pone de manifiesto eso, ya que el mismo decreto y la ordenanza donde se acuerda el 25 % de las multas son claros lo que se establece: que la empresa percibirá el 25 % de las infracciones efectivamente cobradas”, añadió.

 

Leave comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *.