También dijo que revisará los pases a planta permanente y las contrataciones realizados en los últimos siete meses. Fue uno de los anuncios que hizo en su primer mensaje como intendente.

Maximiliano Frontera y Verónica Bailone juraron este martes en los cargos de intendente y vice intendenta, respectivamente, en reemplazo de Mario Raúl Merlo y Gustavo Calderón, para ejercer las funciones en el período 2019-2023.

La ceremonia, que comenzó minutos después de las 20, congregó a un gran número de funcionarios, militantes y público en general en el recinto del Concejo Deliberante, como también en los alrededores del edificio, donde se instaló una carpa estructural, con pantalla gigante y equipos de audio.

Bailone agradeció el apoyo de la ciudadanía de Villa Mercedes. Se comprometió, y a su vez pidió el compromiso de los vecinos, para llevar adelante el plan de desarrollo que ha proyectado la nueva gestión.

Frontera, con un discurso dirigido a marcar diferencias luego de la larga gestión del merlismo, hizo algunos anuncios importantes, como la presencia del gabinete municipal todas las semanas en los barrios “para tomar nota y dar respuestas a las demandas de los vecinos”; la creación de dos escuelas generativas, una en el ámbito del Palacio José María Gatica y otra en Casa de la Cultura y un plan de modificación del Código de Planeamiento Urbano, entre otros.

En una de las partes más llamativas de su discurso, el intendente anticipó: “Deseo anunciar una de las primeras medidas que tomaré como intendente en funciones será ordenar una completa auditoría en todas las áreas, para tener una cabal certeza del estado en que se encuentra y recibo la Municipalidad”.

“La estructura del aparato municipal es un tema que también me preocupa. Por ello, revisaré los pases a planta permanente y las contrataciones realizados en los últimos siete meses. No es mi intención quitar derechos adquiridos ni producir despidos, pero sí analizar que cada decisión adoptada se haya ajustado a derecho. Es mi intención reducir el volumen de la planta de funcionarios jerárquicos”, sostuvo.

“También vamos a analizar la situación de cientos de monotributistas para garantizar que efectivamente presten algún servicio. Y desde el área legal se revisarán las licitaciones y contrataciones en curso”, agregó.

Al término del acto, el ex intendente Mario Raúl Merlo, en diálogo con San Luis Noticia, aclaró: “pueden hacer todas las auditorías que quieran. Nosotros entregamos un municipio en orden y sin deudas”.

“Si quieren echar gente, que los despidan ellos”, señaló.

Leave comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *.