Exceso de confianza, conducta temeraria y, también, falta de controles. Un combo que terminó con la vida de un hombre, al zambullirse en las refrescantes aguas del río Trapiche.

El hecho corrió en la calurosa tarde de este sábado 16 de febrero, cuando el río animó a cientos de visitantes a pasear y disfrutar del río serrano, ubicado a 40 kilómetros de la ciudad de San Luis.

Según la información que dio a conocer el área de Prensa y Difusión de El Trapiche, un hombre oriundo de Mendoza, de 45 años, se habría lanzado al río tal vez pensando que el pozo elegido era profundo.

Pero no era así. El hombre, cuya identidad aún no se dio a conocer, al zambullirse, golpeó su cabeza contra una piedra y perdió la vida en el acto.

El cuerpo, no obstante, fue trasladado al nuevo Hospital “Rene Favaloro”, donde personal municipal de la Secretaría de Desarrollo Social se pudo a disposición de los familiares.

En la orilla del río, especialmente en las calorosas tardes de verano, cientos de jóvenes -y no tan jóvenes- aprovechan para divertirse practicando los conocidos “saltos”, largándose de lleno a los pequeños pozos del curso del agua.

Algunos más audaces buscar los lugares más algos para sus saltos, lo que convierte a la “diversión” en verdaderos peligros, ya que el río Trapiche no se caracteriza por su profundidad, sino más bien por su belleza, al amparo de las aguas tranquilas, bordeadas de piedras, pequeñas playas y espacios verdes.

Pero igualmente los “saltos” son moneda corriente sin que nadie controle, ni ponga freno para evitar riesgos. Los ojos de la gestión municipal están más atentos a vigilar los estacionamientos, ya que cobran $100 por auto. Y eso ocurrió en la tarde de este sábado.

Leave comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *.