Con media universidad tomada y pese a la profunda crisis, el rector interventor de la UnViMe, David Rivarola, está ocupado en la organización de un “brindis y una cena informal”.

Las máximas autoridades de la Universidad Nacional de Villa Mercedes están en otra dimensión, o bien se esfuerzan por mostrarlo. Las universidades atraviesan una de las crisis más profundas de los últimos tiempos y, en ese contexto, la UnViMe revive sus propios conflictos no resueltos.

Así y todo, el rector Rivarola está preocupado por festejar su primer año de gestión. Y para eso, envió invitaciones a sus allegados con quienes quiere celebrar semejante aniversario: “Mañana 28 de agosto cumplimos un año de gestión en nuestra querida unvime. Un año intenso y lleno de logro y avances!!!” (sic) dicen las “tarjetas” on line que recibieron sus colaboradores y algún que otro invitado especial.

Ese año de gestión, pleno de conflictos, denuncias y atravesado por la crisis provocada por el mismo gobierno que lo puso en el cargo, parece ser motivo suficiente para, encima, no escatimar en gastos y organizar un “brindis y cena informal”, que tendrá lugar en el Salón del Colegio de Arquitectos (Balcarce 374) este mismo martes 28 de agosto a las 21.

Además de una clara demostración de una increíble indolencia frente al conflicto profundo que hoy viven las universidades, actitud fuertemente repudiada en la asamblea interclaustro de este lunes (foto), el rector interventor Rivarola, enterado de la toma del complejo áulico de España y Balcarce por parte de los estudiantes, habría decidido pedir intervención de la fuerza pública en contra de los alumnos.

Eso sí, la fiesta, hasta el momento, no se suspende.

Leave comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *.