Forman parte de la Asociación Libre Acción Puntana y son familiares de pacientes que, en medio del dolor, luchan por un marco legal y buscan apoyo para el acceso al cannabis de uso medicinal.

Integrantes de la Alapu bregan por una legislación local que sirva de puente para visibilizar la problemática de miles de pacientes y la necesidad de regularizar el uso del cannabis con fines medicinales.

En la mañana de este martes, en la sesión del Concejo Deliberante, miembros de la asociación siguieron de cerca el tratamiento de un proyecto de ordenanza que busca el compromiso de la Municipalidad para que se involucre en el tema y sirva de “nexo” entre organismos nacionales y provinciales, en vistas a ayudar a la campaña de la asociación.

El proyecto de ordenanza fue presentado por el bloque Mercedinos por el Cambio, fue consensuado por los miembros de todos los bloques y tendría el visto bueno para su aprobación. No obstante, la sesión pasó a un cuarto intermedio para el próximo jueves, con parte de los temas de la agenda a tratar, entre ellos la propuesta que relacionada con el cannabis medicinal.

“Nuestra asociación está formada por personas que consumen o cultivan cannabis para uso medicinal. Lo que pedimos es la regulación para las actividades que tienen que ver el cannabis medicinal, incluido el autocultivo. En este sentido, el Municipio puede ser instrumento para firma de convenios con Nación con el fin ayudar a que esta actividad tenga un marco apropiado de control médico por parte del Estado”, explicó Virginia.

Marianella tiene una nena de 4 años con leucemia linfática aguda: “Además de la quimioterapia requiere el acompañamiento con tratamiento de aceite de cannabis. Debido a la necesidad soy mamá cultivadora y, por eso, vivimos en carne propia lo que significa ya que no hay nada que nos ampare”.

“Le pedimos a la comunidad que apoye, que acompañe la lucha y la causa que es más que noble ya que se trata de salud. Hoy cada vez son más los pacientes que están en busca del aceite, pero sin cultivo no hay aceite

Virginia aclaró que, si bien el proyecto que podría aprobar el Concejo no contempla el autocultivo “para nosotros sería un paso enorme para visibilizar el tema y la problemática y, a su vez, estaríamos rompiendo preconceptos que lamentablemente existen”.

Analía lo dijo con toda crudeza: “A veces nos ven como criminales, pero es todo lo contrario, estamos bregando por la salud de todos”.

“Lo que pedimos es que se incluya el tema del autocultivo porque sin la planta no se puede hacer nada. El aceite no solo es difícil de conseguir, sino que no existen garantías de calidad de los productos que se pueden encontrar. Lo más grave es que se ha creado todo un mercado negro que, en consecuencia, está fuera de todo control”, añadió.

Explicó que en legislación nacional se aceptó que el cannabis tiene propiedades medicinales “pero ahí quedó, no hay fondos para ninguna campaña ni apoyo para el acceso a estos productos; en Diputados de la provincia tiene media sanción. Ahora buscamos que también la Comuna se involucre”.

“Esto no tiene mucho margen de tiempo -remarcó-, ya que el dolor no espera. La gente que lo usa, lo necesita y no puede esperar”.

“Luchamos para que se adopten legislaciones que existen en otros países como Uruguay o Canadá: En México se está trabajando en el tema regulatorio, también en Colombia, donde se elaboran en laboratorio muchos tipos de extracciones”, añadió.

 

 

 

Leave comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *.