Un concejal de Avellaneda, del partido de los hermanos Rodríguez Saá, denunció que su nombre fue usado como aportante para la campaña del PRO en las presidenciales de 2015.

Se trata de Roberto Daniel García, un concejal de Avellaneda, en la provincia de Buenos Aires, quien había militado en el macrismo antes de pasarse a las filas de Compromiso Federal. Denunció que su nombre figura en la lista de “aportantes truchos” de la campaña que llevó adelante el PRO en las presidenciales de 2015.

No se trata de un aportante fantasma más, ya que según esa lista habría “donado” a la campaña $ 20.000. “Esto es una estafa y un lavado de dinero”, advirtió en declaraciones que difundió el diario Página 12.

El caso se suma al escándalo por la aparición de cientos de ciudadanos, la mayoría integrantes de planes sociales, como aportantes truchos a la campaña de Esteban Bullrich, Graciela Ocaña y María Eugenia Vidal, tanto en las campañas ejecutivas de 2015 como en las legislativas de 2017.

García se puso a mirar los listados de aportantes a la campaña presidencial de 2015 después que el periodista Juan Amorín, de El Destape, diera a conocer los primeros 205 casos de personas cuyos nombres y documentos aparecen en la rendición de aportes de campaña de Cambiemos en la provincia de Buenos Aires, el año pasado (cuando Graciela Ocaña y Esteban Bullrich eran candidatos) como si hubieran puesto montos que van de los 300 a los 2500 pesos como aportes privados y en efectivo. Después resultó que los aportantes falsos eran más de 500 y llegarían a 1.000.

El denominador común en ese caso es que son personas de barrios bonaerenses muy pobres. Tenían originalmente los planes sociales Ellas Hacen y Argentina Trabaja, no están ni remotamente en condiciones de hacer una donación, aseguran no haberla hecho y, para colmo, aparecen como afiliados al PRO, para lo cual la mayoría no habría hecho ningún trámite ni prestado consentimiento.

García encontró su nombre como aportante a Cambiemos en las presidenciales, como si hubiera entregado 20.000 pesos, en efectivo. Detectó también el de su prima, María Marta Alba, que había sido candidata a consejera escolar suplente, con un aporte de 2500 pesos, que también niega.

El propio diario digital de El Destape, que profundiza día a día la investigación, señala que todos los caminos conducen a María Eugenia Vidal en un caso que la Justicia ya está investigando por uso ilegal de identidades, estafa, blanqueo de dinero o lavado.

“La trama detrás de esta maniobra sistemática que, tal como aptan ahora las investigaciones judiciales, indica que se utilizaron las identidades de decenas de bonaerenses para encubrir el origen real de los fondos proselitistas tiene forma piramidal. En la base, personas de extrema confianza de Vidal. En la cima, Mariu”, revela el medio periodístico.

Leave comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *.