Un grupo de padres de chicas que asisten a la Escuela Artes Sobre Ruedas pide a Personería Jurídica que investigue e intervenga antes presuntas irregularidades en la institución.

El conflicto surgió cuando un grupo de padres descubrió que la entidad, dedicada a la enseñanza y del patín -que funciona en las instalaciones de la Escuela Agraria, cercana al barrio La Ribera-, no estaba federada y que las chidas hacían las prácticas sin la mínima cobertura.

Pese a los intentos de lograr alguna aclaración, la comisión directiva no les dio ninguna respuesta. Los padres reunieron información y documentación para reunirse este jueves con funcionarios del área Personería Jurídica.

“Además de la situación irregular, el problema de no estar federada es que deja a las chicas sin la posibilidad de participar en competencias. Nuestras hijas tenían mucha ilusión de poder desarrollar el deporte en torneos que empiezan en mayo”, contó Analía, una de las madres que ayer se presentó en el edificio de Avenida Mitre y Remedios de Escalada, sede de las reparticiones provinciales en Villa Mercedes.

“Nos han dejado desamparados, porque incluso una de las propuestas que parte de la comisión nos transmitió era que llevemos a nuestras hijas a una sede de la Escuela en el barrio San José. Pero nosotros somos todos del barrio La Ribera e inscribimos a nuestras chicas en este lugar por una cuestión de cercanía”, comentó.

Otra de las “alternativas” que consideran igualmente inviable es el traslado de las chicas a otra escuela o club: “pero tal decisión implicaría, por cada una de las alumnas, pagar alrededor de 11 mil pesos, de los cuales el 40 % quedaría para la Escuela de Arte Sobre Ruedas”.

“No creemos que esa sea una medida justa. Primero, porque son montos elevados y, segundo, porque que cada uno de nosotros venimos aportando mensualmente las cuotas a la Escuela en calidad de socios, ya que es una entidad sin fines de lucro”, añadió

Analía reveló que investigaron la situación de la Escuela y descubrieron “muchas acefalías”, entre ellas que está sin seguro desde febrero: “es algo muy grave porque nuestras hijas estuvieron haciendo actividades físicas, algunas de riesgo, sin esa cobertura. La verdad es que mientras más averiguamos más sorprendidos estamos de la falta de responsabilidad de la comisión”.

Aseguró que la mayoría de los padres de las 70 chicas que van a aprender patín no tiene la intención de que cierre la Escuela: “en mi caso, anoté a mi hija hace cuatro años y así la mayoría de las chicas, que no solamente tienen una trayectoria en la escuela, sino que se sienten parte de la institución”.

Las chicas, que tienen entre 7 y 15 años, son las que más sufren la situación de desamparo: “de repente, las abandonaron. No tienen la posibilidad de continuar en la escuela, ni de participar en una competencia”.

“El principal problema que surge ahora es que la Federación establece plazos para que las escuelas de patín presenten la documentación y registrarse como instituciones federadas. Esos plazos ya se cumplieron. Uno venció el 23 de marzo y otro el 22 de abril. Pese a los pedidos que hicimos, la comisión no hizo los trámites”, añadió.

Leave comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *.