Días atrás, la Municipalidad de San Luis hizo una razzia en la ciudad para “despejar” de perros las calles céntricas.

Un grupo de proteccionistas denunció que prácticamente se llevaban a los perros para encerrarlos “en una especie de cárcel”, pese a que los perros que estaban en la vía pública no molestaban a nadie.

La proteccionista independiente Elsa Palma, dijo que los perros “deben volver a la ciudad, antes de que encuentran un triste final en la canera”. Describió el espacio donde ahora están los perros como un “hacinamiento donde es imposible vivir”, incluso puso en duda el paradero de otros canes que habían sido sacado de sus “hábitats”.

Advirtió que el objetivo era que los adoptaran, ya que los proteccionistas se dedicaban a cuidarlos, vacunarlos castrarlos. “Jamás les faltó comida, limpieza ni atención veterinaria”.

Este fin de semana hubo un allanamiento en el predio de la canera, pedido por Elsa Palma quien hizo una denuncia en la Justicia por maltrato animal.

El director de Zoonosis de la Municipalidad, médico veterinario Raúl Martínez, salió a dar su versión de los hechos y tratar de responder las denuncias.

Foto ilustrativa: Mapio.net

 

Leave comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *.