Policías chilenos plantaron pruebas para detener a diez mapuches. Ahora, los carabineros enfrentan a la justicia. Un informe de Telesur da cuenta de los hechos.

La justicia chilena imputó a diez exfuncionarios de Carabineros y a un civil, incluido el exdirector de Inteligencia Gonzalo Blu, por diversos cargos, entre ellos el de falsificación de pruebas contra líderes mapuches en la llamada Operación Huracán.

Se trata de uno de los mayores montajes contra líderes mapuches en el país chileno, orquestado por un ex director de inteligencia.

En septiembre de 2017 el general Blu daba a conocer a los periodistas la “exitosa cacería” de una decena de dirigentes mapuches, detenidos por asociación ilícita y ataques incendiarios.

Pero todo era mentira. Los mapuches acusados nunca tuvieron vinculación alguna con los hechos y la propia Corte de Justicia determinó que las pruebas eran “absurdas”, a punto tal que ordenó la inmediata libertad de los imputados hasta que se resuelva la situación de fondo.

Este fin de semana se conoció que la Justicia chilena cerró el caso, ordenando el sobreseimiento de los mapuches y al inicio de una investigación contra Blu y una decena de carabineros por plantar pruebas.

Organizaciones de mapuches volvieron a denunciar la criminalización de los pueblos originarios como una situación que viene ocurriendo con frecuencia en Chile, bajo la falsa lógica del “enemigo interno”.

Leave comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *.