Parecía que todo era una fiesta que disfrutaban los más chicos. Y en cierta forma fue así. Pero la interna del justicialismo metió la cola. Graves denuncias de la intendenta de Juan Jorba.

El sábado por la tarde, funcionarios del gobierno, entre ellos, la directora de Molino Fénix y Casa de la Música, Anabella Lucero, presentaron en la localidad de Juan Jorba el programa llamado Divertimovil.

El lugar elegido fue la escuela del pueblo, donde se juntaron decenas de niños, atraídos por la propuesta:  música, juegos, recreación de personajes, colores, regalos y muchas más actividades recreativas.

Pero en el medio de la presentación, luego de las palabras de Lucero, la intendenta Stella Marys Costa, tomó el micrófono para agradecer la presencia de los funcionarios y la llegada del programa, casi inmediatamente la “taparon” con el fuerte sonido de locución y el llamado a los niños.

“Es una falta de respeto, lamentablemente es una falta de respeto…”, se quejó la intendenta.

En el audio se puede escuchar que Costa intentó sencillamente agradecer a los funcionarios por haber elegido a Juan Jorba para la presentación del programa. Pero eso no fue suficiente para evitar que estallara la interna, ya que la actual intendenta, alineada en el espacio que lidera Adolfo Rodríguez Saá, se propone para la reelección.

Del otro lado, Anabella Lucero, es una de las “figuras” elegidas del albertismo para la campaña electoral, especialmente en Villa Mercedes y localidades cercanas. Desde Molino Fénix y Casa de la Música se lanzaron decenas de actividades y programas que tuvieron una importante repercusión.

De hecho, la joven figura en primer lugar en la lista de candidatos a diputados provinciales por el departamento Pedernera.

Tras los hechos del sábado -un escándalo con gusto a papelón, ya que decenas de chicos que fueron a disfrutar de las propuestas observaron confundidos la pelea de los “mayores”- la propia intendenta denunció que, además de maltratos verbales, tanto ella como su hijo de 15 años también fueron víctimas de golpes y empujones.

“Al finalizar fue un hecho muy triste…empujones y agresiones hacía mí y luego hacia mi hijo, que intentó sacar fotos…esta gente acompañó a Anabella Lucero, en forma patoterial, lo empujó…solamente tiene 1…mi hijo no está acostumbrado a estas cosas. Una mamá salió a defenderlo porque le querían quitar el celular…”, contó.

Leave comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *.