La mujer está acusada de consentir los abusos sexuales que cometía su pareja, Lucas Gómez, en perjuicio de su hija. El hombre habría asesinado a la niña de 12 años en marzo de 2017.

Este lunes 8 de abril comenzó el juicio contra Carina Di Marco, a cargo de la Cámara de Apelaciones en lo Penal Correccional y Contravencional N° 2, de la ciudad de San Luis.

Di Marco, de 36 años está acusada del delito de “Abuso Sexual con acceso carnal agravado por el vínculo por ser guardador y por el aprovechamiento de convivencia preexistente en calidad de partícipe necesaria” en perjuicio de su hija, Florencia Di Marco.

El área de Prensa del Poder Judicial informó que el fiscal de Instrucción Esteban Roche solicitó una pena de 17 años y 6 meses de prisión contra la mujer. Tanto para el funcionario del Ministerio Público como para la jueza que investigó el caso, la Dra. Virginia Palacios, Di Marco sabía que su pareja Lucas Gómez abusaba de la niña de 12 años desde hacía tiempo y no hizo nada para detener esa situación.

Florencia fue encontrada muerta debajo de un puente en las afueras de la localidad Saladillo, en marzo de 2017. Luego del hallazgo del cuerpo, que presentaba signos de violación y estrangulamiento de acuerdo a los informes forenses, la justicia le dictó la prisión preventiva a Gómez como principal sospechoso del hecho. Fue alojado en el penal de Pampa de las Salinas, donde días después se suicidaría.

Por este motivo, Carina Di Marco enfrenta sola el proceso ante el tribunal conformado por los Dres. Hugo Guillermo Saá Petrino (presidente), Fernando Julio De Viana y Gustavo Adolfo Miranda Folch (vocales); y la Secretaria, Dra. Griselda Murcia. Como Fiscal de Cámara interviene el Dr. Fernando Rodríguez.

Los pedidos de la defensa

La jornada del juicio oral y público que se lleva adelante en la Sala de Debate Oral Nº 2, ubicada en el segundo piso de Tribunales, se inició con la lectura del requerimiento de elevación a juicio contra Di Marco, y luego el tribunal dio por abierto formalmente el debate. Esto dio paso al planteo de las llamadas cuestiones preliminares, previas al inicio de la ronda de declaraciones indagatorias.

En este punto, la abogada defensora, Dra. Karina Mantelli, solicitó desestimar el testimonio de 70 testigos a los fines de darle celeridad procesal a la causa, ya que los testimonios haian referencia al delito de homicidio que pesaba en contra de Gómez.

También pidió la nulidad del auto de procesamiento y la acusación fiscal ya que, según consideró la profesional, se violaron los principios de congruencia y de legalidad.

“Los delitos de omisión deben estar debidamente consignados y en este caso no lo están. Así planteado, a mi defendida la acusan de los abusos directamente. Para evitar sentencias arbitrarias pido las dos nulidades”, dijo Mantelli.

El tribunal, previo tomarse un cuarto intermedio para analizar ambas solicitudes, resolvió hacer lugar al desistimiento de testigos, pero para el segundo pedido decidió diferir su resolución para el momento de la sentencia.

Declaración de Di Marco

Luego de expresarse ante los dos pedidos de la defensa, el tribunal llamó a declarar a Di Marco. La mujer habló de su relación con Gómez. Dijo que lo conoció cuando Florencia tenía dos años y medio, que consumía alcohol y drogas y que transitó los meses culmines de su último hijo sola porque su pareja decía que no era de él.

Además, negó que alguien le haya comentado sobre si su hija sufría abusos y que si los hubiese sabido no tendría a su hija “en un cajón”.

“Nadie me comentó nada ni noté ningún comportamiento extraño de parte de ella. Flor nunca me dijo nada que me preocupara. Una madre no hace eso, como miente la gente, que Dios los perdone”, sostuvo Di Marco.

El juicio se reanudará este martes a las 9 horas.

Leave comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *.