“No tenemos cómo mantener a nuestras familias”, sostuvo Jorge Sosa. El gobierno se comprometió a ayudarlos en la formación y puesta en marcha de una cooperativa.

“Nos estamos chocando para hacer changas”, sostuvo Jorge Sosa uno de los obreros de Fibracentro. “Hace casi un mes que tenemos todo listo para poner en marcha la cooperativa, pero todavía no hay respuesta del gobierno”.

La fábrica textil de Justo Daract cerró hace más de dos meses y dejó a 80 trabajadores sin su fuente laboral, quienes iniciaron tratativas, con el apoyo del ministerio de Industria de la provincia, para formar una cooperativa y seguir con la planta en funcionamiento.

Esta mañana, los trabajadores, cansados de esperar una respuesta concreta del gobierno, comenzaron con manifestaciones en la puerta de la planta, ubicada en la avenida de ingreso a la ciudad de Justo Daract.

“La situación es muy grave. Estamos desesperados porque no tenemos cómo mantener a nuestras familias. Daract es una ciudad chica, no hay trabajo y nos estamos chochando para hacer changas”, reveló Sosa.

“Por eso, queremos que el gobierno tenga en cuenta nuestra necesidad de una respuesta urgente, de poner cuanto antes en marcha la cooperativa. Si eso no ocurre, vamos a tomar otras medidas, como por ejemplo el corte de la Autopista”, advirtió.

Los trabajadores aseguran que hace casi un mes que presentaron el proyecto completo ante el ministerio “calculamos que el gobernador ya lo ha visto, pero no tenemos ni un sí, ni un no. Y necesitamos el apoyo del gobierno para arrancar”.

Foto: Archivo Cable Digital Justo Daract

Leave comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *.