El sospechoso está detenido gracias a que la Policía pudo rastrear el celular que había robado. El hecho ocurrió en un comercio de Presidente Perón al 400.

El sábado pasado, cerca de las 20, la dueña del negocio, de 57 años, se encontraba atendiendo su local cuando ingresó un hombre a comprar una gaseosa. El cliente le pidió un vaso con agua Cuando la mujer regresó de la cocina para entregárselo, se lo arrojó violentamente y la amenazó con un cuchillo.

Según contó la comerciante en la comisaría 10 °, el hombre mientras la amenazaba con el cuchillo le ordenaba que se quitara la ropa. La mujer, totalmente asustada y muy nerviosa, le rogó que no la tocara. Entonces, el sujeto la arrojó al piso, le quitó una campera, objetos de valor y dinero que encontró en el local.

En pánico, la víctima ofreció su bolso y la plata que tenía en la caja con el fin de evitar que abusara de ella, lo que logró finalmente, ya que el asaltante tomó todo lo que pudo, incluido un teléfono celular, y salió rápidamente del negocio.

La mujer hizo la denuncia en la comisaría. Al otro día, cuando fue a la empresa de teléfono para darle de baja, le informaron que el móvil estaba activo y que lo podía rastrear por la cuenta de correo. Con ese dato se dirigió a la seccional 10°, donde pudieron ubicar el celular por GPS.

Los uniformados llegaron a una casa del barrio Eva Perón II, donde encontraron el celular. La persona que lo tenía en su poder manifestó haberlo comprado por mil pesos. Gracias a las características físicas y la descripción de la ropa, datos aportados en la denuncia, los efectivos pudieron identificar y dar con el autor del hecho, un hombre de 38 años, quien quedó detenido a disposición del Juez Alfredo Cuello.

Leave comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *.