Los posibles despidos en el transporte urbano, sumados a los ya producidos en los últimos meses “son consecuencia de la crisis a la que nos lleva el gobierno nacional”, sostuvo José Ucelay.

“Es una situación muy angustiante y que provoca alteración social”, advirtió el secretario adjunto de la CGT Regional Villa Mercedes, quien brega por la unidad de todos los sectores “en momentos en que los trabajadores necesitan más que nunca nuestro apoyo”.

“Ahora estamos hablando de 22 trabajadores que podrían perder sus fuentes laborales. Por supuesto que esto cae muy pesado cuando se le suman todos los puestos de trabajo que se han perdido en San Luis. Pero en especial estamos hablando de una empresa de servicios, que de un día para otro hace estos anuncios”.

Con ese contexto de grave crisis, el dirigente expresó su intranquilidad por la falta de pronunciamientos de sectores como el gobierno y la Intendencia: “Nos preocupa que ni el Municipio ni el ministerio se expresen de manera clara por las causas y las consecuencias de la cantidad de puestos de trabajo que se están perdiendo. Creo que tenemos que generar conciencia sobre las causas de todo esto, que son claras, pero hay que decirlas: se debe a las políticas nacionales, a la apertura de las importaciones, a la devaluación y el aliento a la especulación financiera”.

Dijo que esta situación “está llevando puesto a todo el movimiento obrero”, que los trabajadores en general “penden de un hilo…nadie sabe si al otro día va a poder seguir trabajando”.

“Desde la CGT, la posición es que la situación se está agravando de una manera muy acelerada. Lo decimos por lo que pasó en Converflex, en Canon, en Alpargatas y otras tantas fábricas que cerraron y que generaron casi 2.400 desocupados. A esto hay que agregarle la crisis de la Pymes, porque no pueden sostenerse, y la grave situación económica que tiene que ver con el ajuste del Estado a los subsidios del transporte, del gas, de la luz…”.

“Con todo ese panorama, el gobierno provincial está haciendo un esfuerzo enorme para contener la crisis a través de mejorar condiciones salariales y planes sociales. Pero también, los sectores que cumplimos una función debemos asumir al menos el compromiso de tomar una postura y salir a decirle a la gente, a los trabajadores lo que está pasando”, añadió.

“Qué bueno sería que, a través del ministerio de la Industrial, de la CGT y la Municipalidad podamos concertar una reunión y fijar una postura para hacerle ver a la ciudadanía y a toda la provincia lo mal que nos está yendo por este plan económico nacional”, afirmó.

Para Ucelay, la situación amerita, también, que la CGT nacional defina una medida de fuerza contundente: “se debe organizar un paro de 36 horas, porque la expresión de los trabajadores, a través de una medida de fuerza, es lo que va a hacer reaccionar al gobierno, no hay otra manera”.

“Lo trabajadores podrán o no estar de acuerdo con sus conducciones sindicales, pero deben entender que lo único que podrá cambiar esto una la medida de fuerte impacto. El gobierno debe comprender el daño que está haciendo con la apertura indiscriminada de importaciones, el retiro de miles de millones de pesos de subsidios, el endeudamiento con el FMI, el achicamiento del presupuesto para universidades, para las escuelas públicas, la salud; la eliminación del Ministerio de Trabajo para transformarlo en una secretaría…”.

 

Leave comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *.