Ariel Domínguez está desesperado. Sin trabajo y con deudas. Una de ellas es a Edesal, empresa que le cortaría la luz porque ya van dos boletas que no paga.

“Necesito urgente un trabajo para poder pagar la luz, ya van dos boletas que debo y me dicen que me cortan el servicio. Quedé desocupado hace dos meses y las changas que hago no alcanzan. Tengo tres nenes y mi esposa, a quienes quiero mantener pero no puedo”, contó.

El hombre recurrió la semana pasada a la Municipalidad, pero allí todavía no le dan respuestas. “Yo estaba en la construcción, pero no consigo nada. En la UOCRA me dicen que por ahora no hay. Yo no quiero que me den, busco trabajo para mantener a mi familia”.

En una nota que le hizo Radio Stylo, Domínguez contó que tiene una hija adolescente, otro de 10 y un nene de 2 años. La chica va al Colegio Nacional “se tiene que ir caminando porque no tengo plata para el colectivo. Son casi 40 cuadras de ida y 40 de vuelta. El más chico estaba enfermo y no nos alcanzaba para los remedios”.

El vecino, que vive en calle Lamadrid 1930, tiene una moto para trasladarse y llevar al médico a su bebé, pero ahora la tiene que vender. “No me queda otra, tengo deudas y no consigo trabajo. Además de la luz, debo en el almacén y les debo a unos amigos. Encima todo aumenta y se hace muy difícil”.

 

Leave comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *.