Coqueteó con prácticamente casi todos los sectores a nivel nacional, hasta que, con los resultados cantados, inclinó la balanza del lado del ganador. A nivel local, ahora formó otro partido.

El senador nacional Adolfo Rodríguez Saá desafía el ingenio de los aficionados a los rompecabezas políticos. Apoyó al macrismo en la campaña nacional, pero después del Triunfo de FF se acomodó más rápido que un bombero en las gradas de los triunfadores.

A nivel local había amagado por tantos frentes desde la pelea con su hermano, que finalmente quedó en un triste tercer puesto, arrastrando, incluso, a históricos dirigentes que lo acompañaron casi ciegamente en sus campañas.

Pero no se queda quieto. Ahora anunció la creación de un nuevo partido político que, según dice, tiene esencia peronista, aunque no definió a qué se refiere con esa frase que otros tantos grupos enfrentados entre sí también se la apropian y la exponen como bandera.

Igualmente, el partido que anunció, pretende ser la oposición al que lidera su hermano, algo que aún no ha conseguido, ya que sigue lejos en un tercer triste tercer puesto, con la posibilidad de quedar cuarto, y cómodo.

Primero, difundió una especie de presentación mediante un comunicado y luego en una rueda de prensa, junto con diputados provinciales dijo que ese partido se llamará »Todos Unidos» (posiblemente reemplazará o aglutinará a Juntos por la Gente).

Confía en lograr algunos espacios a nivel nacional. Las buenas lenguas observan sabiamente que esos “logros” están vinculados a los votos que está dispuesto a dar a cambio de algunos favores, tal como pasó con el polémico quórum que su espacio le dio al último presupuesto del macrismo, tan cuestionado por el mismo peronismo-kirchnerismo, que ahora dice estar apoyando.

De todas maneras, hace pata ancha con esas promesas de logros que podría conseguir y, a la vez, critica al gobierno provincial a cargo de su hermano. Lo mismo que hizo cuando gobernaba el macrismo.

«El gobernador no consulta nada, quiere quedarse con todos los cargos, él y sus grupo de amigos, que además tienen a toda la familia adentro, son un grupo de cuatro o cinco amigos, eso no sirve», sostuvo durante la conferencia.

Para completarla, el cinco veces gobernador y, desde entonces, legislador nacional, manifestó la necesidad de que se apliquen “cambios generacionales” en la política, porque considera que «en todos los espacios políticos» hay jóvenes preparados.

 

 

Leave comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *.